Castillo y Paulino guían a Leones ante las Estrellas

Wilkin Castillo llega quieto a la segunda base en intento de robo ante Angelo Mora.

Ronny remolcó tres carreras y Wilkin pegó su primer jonrón para que los escarlatas lograran su cuarta victoria en línea. Wilkin Castillo pegó un cuadrangular en el noveno que disolvió el empate y los Leones del Escogido derrotaron 7-6 a las Estrellas Orientales, en el estadio Tetelo Vargas.

Apoyados en una tórrida ofensiva de 14 imparables, liderados por Ronny Paulino y Castillo, los Leones (20-19) consiguieron su cuarto triunfo seguido para colocarse a medio juego de los Gigantes del Cibao, quienes comandan el tercer peldaño de esta justa invernal.

Mientras, las Estrellas (21-17), sufren su duodécima derrota como dueños de la casa, pero aún permanecen en la cima con medio juego de ventaja sobre las Águilas Cibaeñas (20-17). Un partido muy reñido en el que ambos conjuntos dispararon 27 inatrapables y se estafaron nueve bases. Al final la tropa roja, que regresó dos veces durante el partido y que apeló a su bateo oportuno, consiguió nuevamente la victoria. Hasta el momento, los rojos han ganado siete de los últimos 10 partidos que han disputado.

Fue el primer jonrón de Castillo durante esta temporada, que ayudó a que el conjunto rojo ampliara la serie particular contra los verdes, 6-2.

Con el partido igualado a seis por bando, con dos outs y sin nadie a bordo, Castillo le conectó un bambinazo por el bosque derecho al primer lanzamiento del relevista José Valverde en el noveno, que selló la victoria roja.

Previamente, con el encuentro 6-4, a favor de los Orientales en el octavo, Paulino disparó su tercer doblete de la campaña que igualó las acciones.

El equipo verde inauguró el marcador con una vuelta en la misma primera entrada producto de un error del campocorto Erik González. Después, fabricaron un rally de tres vueltas frente a los envíos del abridor Ketel Marte.

La rebelión roja no se hizo esperar y en el inicio de la quinta empataron el marcador con cuatro vueltas.

Frank Schwindel le daría la ventaja, nuevamente, a las Estrellas con inatrapable que se internó en el prado izquierdo y que permitió que Aneury Tavares anclara en el plato, en el cierre de ese episodio. En el séptimo, los Orientales agregaron otra vuelta más cuando con bases llenas, el derecho Enny Romero hizo un lanzamiento salvaje al plato, que ayudó a que anotara el corredor desde la antesala.