Propician la tecnología en cultivos campesinos

733
Altagracia Suriel.

La Vicepresidencia de la República, a través del Programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), realizó ayer un conversatorio en el que expertos discutieron la necesidad de que los pequeños productores del país apliquen las tecnologías disponibles para la mejora de sus cultivos.

Las palabras de apertura de la actividad estuvieron a cargo de la directora del Prosoli, Altagracia Suriel, quien afirmó que los participantes de dicho programa, como parte de la estrategia Cero Hambre, se integran en procesos productivos orientados a potenciar las capacidades y propiciar las condiciones de la producción agropecuaria familiar como mecanismo de contribución a la seguridad alimentaria y mejora de las condiciones de vida.

Suriel indicó que para ello se desarrollan diferentes iniciativas en los huertos familiares y comunitarios, para la producción de alimentos en los espacios disponibles en el hogar, que sirven para el autoconsumo y la venta del excedente.

“A la fecha, se cuenta con 183,780 predios sembrados de berenjena, apio, espinaca, tomate, lechuga, rábano, ajíes y cilantro. De igual manera, 45 mil 444 familias han sido vinculadas al cultivo de leguminosas, oréganos y frutales de manera colectiva”, detalló.

Dijo que también trabajan con la crianza de animales, donde otras 23 mil 372 familias han sido involucradas en la crianza de gallinitas ponedoras; habilitación de lombricarios, utilizados como una vía sustentable para motivar la seguridad alimentaria, además del fomento a la acuicultura, las casas sombra e invernaderos.

Advirtió que el cambio climático amenaza fuertemente a la agricultura por lo que, millones de habitantes rurales, viven en pobreza extrema y enfrentan grandes desafíos de la seguridad alimentaria en América Latina y el Caribe.

“Hay que mejorar la alimentación de la mano de la agricultura familiar y la pesca artesanal. El valor económico, social y cultural de la agricultura familiar y la pesca artesanal de América Latina y el Caribe es incalculable; crean empleo rural, producen alimentos sanos y nutritivos, y dinamizan las economías locales”, destacó en la actividad realizada en el Salón Verde del Palacio Nacional, encabezada por la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández.