Aleja los ácaros de tu hogar

    El polvo que se acumula en el interior de los domicilios es una compleja mezcla de gran cantidad de materiales de diferentes orígenes y composición: restos de fibras textiles, pelos, escamas cutáneas de personas y animales, restos de insectos y plantas, mohos, bacterias, polen  y, sobre todo, los ácaros.Los ácaros son unos microorganismos, pertenecientes a la familia de los arácnidos, que están presentes en el polvo y que generan reacciones alérgicas a una buena parte de la población. Estos animales microscópicos se encuentran en forma natural en todos los tejidos, sobre todo en los colchones y almohadas, así como en tapicerías y alfombras. Para evitar que los ácaros nos generen problemas, debemos llevar a cabo una correcta y profunda limpieza en el hogar.

    Es necesario conocer cómo nacen, se reproducen y mueren. Empezando por que los ácaros del polvo no se encuentran cómodos en un lugar cuyo nivel de humedad esté por debajo del 50%. Por eso es muy importante comenzar a controlar la humedad de la habitación que puede ser el causante principal del problema. Estos parásitos suelen vivir en lugares calientes y húmedos, por eso, su presencia siempre es más común en camas y alfombras, y si en el hogar hay algún animal doméstico la situación se agrava con creces. Así, cuanto más frío sea el lugar, menos ácaros habrá.

    Para tener una idea de la cantidad de ácaros que pueden llevar a convivir en un colchón basta con saber que una hembra puede poner sobre 200 huevos, así se llegan a alcanzar en poco tiempo millones de ácaros en un solo sitio. No se pueden apreciar a simple vista pero se puede ver que allí donde hay polvo, hay ácaros viviendo.

    Para eliminarlos…

    Diariamente, deberás ventilar todos los espacios de tu casa, especialmente los dormitorios. Abre puertas y ventanas para que corra el aire y se renueve.

    Asismismo, los colchones, uno de los hábitats más comunes de los ácaros, también deberás airearlos frecuentemente; intenta hacerlo cada mes o si es posible cada  dos semanas. También existen cubre colchones antiácaros que pueden ayudar  para no estar en contacto directo con estos microorganismos. 

    A la hora de lavar las sábanas y demás ropa de cama, deberá hacerlo  con agua caliente ya que será la única forma de acabar con los ácaros y crías que puedan haber allí. Por otro lado, las alfombras también concentran muchos ácaros, es por esto que se recomienda quitarlas en la medida de lo posible, pero en caso de no querer  hacerlo, deberás llevar a un correcto mantenimiento de las mismas.

    Otras maneras de desaparecerlos

    A la hora de limpiar el polvo, deberá hacerlo con la ayuda de un trapo húmedo y un aspirador que lleve instalado un filtro adecuado, en lugar de usar un plumero o un paño seco, para evitar que los ácaros y demás partículas del polvo queden suspendidas en el aire. Existen acaricidas (o spray antiácaros), sustancias químicas que eliminan los ácaros, que resultan fáciles de encontrar en el mercado y no son tóxicos para los humanos.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorLos buena-gente
    Noticia siguiente¿Vas al cine? Aquí un recuento de lo que disfrutarás