Dando vueltas

    Por momentos no puede evitarse abrigar pesimismo sobre si alguna vez superaremos nuestro atraso. Cómo no, si nos mantenemos dando vueltas a los mismos temas por años. Discutimos, “teorizamos”, “lamentamos”, pero persistimos muy lejos de las soluciones reales. En verano el cuadro es típicamente reiterativo: Las familias enfrentadas a la tragedia financiera significada en el inicio del año escolar. La agudizada falta de agua, de luz, la mucha basura, degradan sin piedad la vida comunitaria. En unos días habrá bajado la marea por esas preocupaciones y nos enfocaremos en otros problemas, también perennes. Sin alcanzar mejoras sustanciales. Así, de año en año los mismos titulares repetidos una y otra vez. ¿Hasta cuándo?

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorModa en tu puerta
    Noticia siguienteUso de faja post-parto, ¿en verdad beneficia?