Banano de RD: sustento de 300 mil familias

    El banano dominicano ha demostrado ser beneficioso no solo desde el punto de vista de la salud para quien lo consume, sino también desde el punto de vista económico para quien lo produce. República Dominicana tiene 344,117 tareas dedicadas al cultivo de banano orgánico y convencional y las puertas abiertas del mercado internacional, especialmente del europeo, para acoger ese rubro como un “importante visitante”. Al menos, así lo demuestran las cifras.

    A esa parte del mundo y a otros puntos, los dominicanos enviaron el pasado año unas 300 mil toneladas métricas de banano o guineo por un monto de unos 231.9 millones de dólares.

    La tendencia es a incrementar esa cantidad, aseguran autoridades del ramo agropecuario, empresarios del sector y los propios números manejados.

    Cuando de banano se trata, la Línea Noroeste es la principal referencia, pero la fruta-vívere se produce también en Azua, al sur del país. En esas zonas, de manera global, se generan unos 27 mil empleos directos e indirectos, y más de 300 mil familias dependen del cultivo. Esos datos están sustentados en estadísticas oficiales del Ministerio de Agricultura. La cantidad de productores, de acuerdo al “corte” más reciente, es de unos 1,985.

    Dominicana es líder en las exportaciones de banano orgánico y convencional hacia los países europeos y otras partes del mundo, y eso le garantiza que los primeros tengan interés en que la actividad siga rentando. El año pasado, la Unión Europea (UE) acordó con el Gobierno mantener un conjunto de medidas de acompañamiento del banano y para eso aportó 16.34 millones de euros, y otros dos millones por parte de los productores locales beneficiarios del proyecto. La iniciativa consta de tres componentes o pilares fundamentales: crédito, asistencia técnica y mejora de las condiciones laborales. Se busca también mejorar el acceso al financiamiento para los productores de banano, con la finalidad de desarrollar prácticas agrícolas más eficientes, amigables con el medio ambiente y orientadas al desarrollo económico de las fincas.

    Para tener una idea sobre la evolución del negocio, entre los años 2008-2011 los exportadores dominicanos de banano (en sus variadas denominaciones de frescos, orgánicos y congelados) enviaron al exterior volúmenes por un valor de US$483 millones. Es decir, a razón de US$161 millones/año. Ese monto era inferior, visto de manera individual y por año, a los 231.9 millones de dólares alcanzados al cierre de 2013.

    De acuerdo a datos obtenidos de la Asociación Dominicana de Productores de Banano (Adobanano), la mayoría de productores tienen certificaciones, entre ellas Global GAP y Fairtrade, entre otras, requeridas por los supermercados a nivel internacional.

    Las certificadoras con presencia en República Dominicana son varias, entre ellas, BCS y Control Unión. A nivel de Comercio Justo, los bananeros no pueden quejarse, pues se están beneficiando hace tiempo de ese programa.
    De las 344 mil 117 tareas sembradas,  54% son orgánicas y el otro 46% del tipo convencional.

    En detalle, de los 1,985 productores de banano, 1,332 (67 por ciento) se dedican al cultivo orgánico y los restantes 653 productores (33%) lo hacen de manera convencional. Del total, 1,469 están concentrados en la Línea Noroeste, y 516 en la provincia Azua.

    Consolidado en mercado de la Unión Europea

    El 95% del banano de República Dominicana se envía al mercado europeo, es decir, a países como Holanda, Francia e Inglaterra, y el 5% restante va hacia Japón, las Islas del Caribe y Estados Unidos. El precio que ofrece la Unión Europea a los bananos dominicanos es más atractivo que en el mercado de los Estados Unidos.

    El Comercio Justo, del que se benefician los bananeros, consiste en que éstos venden el producto por un precio a una empresa x, pero en el establecimiento donde éste se comercializa el consumidor paga unos pesos de más. El dinero logrado a través de esa iniciativa (lo cobrado de más) se le pasa luego a los productores, para que lo inviertan en obras sociales. 

    En materia de salud, el guineo contiene tres azúcares naturales: sacarosa, fructosa y glucosa, que combinados con fibra natural de la fruta nos proporciona una abundancia inmediata de energía. A través de las investigaciones se ha probado que el consumo de dos guineos provee suficiente energía para realizar un trabajo extenuante de  90 minutos. El alto contenido de hierro de los guineos estimula la producción de la hemoglobina de la sangre.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorIncendio devasta cientos de tareas en laguna de Saladillo Montecristi
    Noticia siguienteCanelo Álvarez noquea a El Perro Angulo en el décimo round