Supermercados de Inespre están desabastecidos

    Los supermercados, o agromercados, que tiene el Instituto Nacional de Estabilización de Precios (Inespre) en la capital no están en su mejor momento y si usted visita uno de esos establecimientos hoy, es muy probable que no encuentre muchos de los productos que busca.

    Eso le pasó por ejemplo, a Mariano Jiménez, cuando salió ayer “refunfuñando”
    de uno de los negocios porque no obtuvo el sobre de café que buscaba. Mariano tiene 62 años, es un asiduo consumidor de café y no encontrarlo en el supermercado que visitó fue más que suficiente para enrojecerse. “Aquí hay serios problemas, hay vainas que no aparecen y no es porque no haya en el país. Tanto que se dice y se dice por fuera y aquí adentro no se encuentra todo lo que uno necesita”, indicó.

    En el supermercado Inespre, situado en las instalaciones de la Hermandad de Pensionados (avenida John F. Kennedy, casi esquina Leopoldo Navarro) hay tramos completamente vacíos y otros a medio llenar. Quizás cuidando que no se vea esa parte se molestan con tanta facilidad unos empleados vestidos con suéter amarillo cuando ven la presencia de una persona cámara en mano en ese lugar de expendio de productos. Así ocurrió ayer.

    En definitiva, no significa que ese y otros negocios quebraron del todo, pero faltan mercancías de importancia.

    En el establecimiento ubicado en la parte trasera de la sede del Inespre, en la avenida 27 de Febrero con Gregorio Luperón, el panorama es más o menos similar. Se observan uno o dos frízer sin nada adentro, solo empañados por el frío; tramos completamente solos y una pobreza en determinados bienes en exhibición. Un elemento positivo, resaltado por compradores consultados, tiene que ver con los precios (rebajados en comparación con otras empresas
    privadas). En el caso de algunos rubros la diferencia de precio alcanza hasta el 35% a favor del cliente.

    En el agromercado de la avenida Correa y Cidrón, de la zona universitaria del Distrito Nacional, había en existencia ayer detergente, ponche, batata, embutidos, aceites, papa, salsa y arroz, entre otros bienes del ramo alimenticio, pero una canasta vacía con un precio encima daba cuenta de que se requiere ver mejor lo que hace falta en las góndolas para suplirlo. En el pasado uno de los suplidores de arroz del Inespre ha sido la Federación de Factorías de la Reforma Agraria. Ayer, el representante de esa institución, Roberto Familia aseguró, a elCaribe, vía telefónica desde Angelina, Cotuí, que los arroceros se han arrepentido de venderle al organismo.

    “Ni me mencione al Inespre. ¡Jesús santísimo!, no se imagina usted la lucha que cogimos para cobrar el arroz que vendimos”, dice Familia. Y agrega: “Nosotros no queremos ni pasarle cerca a esa institución. ¿Usted sabe lo que es vender el arroz que uno produce sudando y tomando dinero prestado y a los seis meses de usted venderlo no haber cobrado los cuartos?”, pregunta Familia cuando trata el tema.

    Aparte de la capital, Inespre actualmente tiene otros agromercados, parte de ellos ubicados en Hato Mayor, en El Seibo, en Pedro Sánchez y en Santiago, entre otros pueblos.

    ¿Para qué se creó el organismo?
    Inespre fue creado por la Ley número 526, promulgada por el Poder Ejecutivo el 11 de diciembre del año 1969, con el objetivo básico de “regular los precios de los productos agropecuarios y de la canasta básica fundamental”. Pero esa función ha sido cuestionada en los últimos años por diversos sectores, dada la incapacidad de la institución para adquirir una parte importante de la producción nacional para ofertarla a bajos precios. l

    Suplidores
    “A los arroceros de la reforma Inespre nos quedó mal. Nos puso a coger lucha. No le vendemos más”, dice Roberto Familia.

     

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorRealizan diplomado en Periodismo y Derechos de la Niñez
    Noticia siguienteLa vulnerabilidad de la privacidad de WhatsApp