El hoy de Dios

    Introducción

    Tengo que admitir que cada año, para la celebración de la Pascua o Resurrección de Jesucristo durante cincuenta días, me impacta cómo un hecho del pasado sigue siendo presente y cómo en sus himnos y su liturgia la Iglesia lo proclama explícitamente. Es el “hoy de Dios”, para el cual todo lo bueno pasado sigue siendo “un hoy”, algo que no se olvida y que fundamenta el futuro. Dios solo dejará atrás y olvida lo negativo: la muerte, el pecado, las tinieblas. El hoy es luz, es resurrección.

    He aquí una serie de frases tomadas literalmente de himnos pascuales de la Iglesia y de las preces que ella eleva en este tiempo a su Dios y Señor, en las que el “hoy” es el protagonista. Son 35 en total.

    Debo anotar que todas están pronunciadas en la mañana, al comenzar el día. Recuerdan estos hoy las expresiones de Jesús: “Danos hoy nuestro pan de cada día” y “Toma la cruz de cada día”.

    A. El hoy en himnos pascuales

    1. Oh Jesucristo, libra de la muerte a cuantos hoy reviven y renacen, para que seas el perenne gozo pascual de nuestras mentes inmortales.
    2. Hoy la cristiandad se quita sus vestiduras de duelo.
    3. Hoy rompe la clausura del surco empedernido, del surco empedernido el grano en el hundido por nuestra mano dura, y hoy da su flor primera la rama sin pecado del árbol mutilado por nuestra mano fiera.
    4. Hoy triunfa el buen Cordero que, en esta tierra impía, se dio con alegría por el rebaño entero; y hoy junta a su extraviada majada y la conduce al sitio en que reluce la luz resucitada.
    5. Hoy surge, viva y fuerte, segura y vencedora, la Vida que hasta ahora yacía en honda muerte; y hoy alza del olvido sin fondo y de la nada al alma rescatada y al mundo redimido.
    6. Oh tú que ayer naciste de la Virgen, y hoy del fondo de la tumba naces; oh tu que, resurgiendo de los muertos, de entre los muertos resurgir nos haces.
    7. Oh, Jesucristo libra de la muerte a cuantos hoy reviven y renacen, para que seas el perenne gozo pascual de nuestras mentes inmortales.
    8. Tu cuerpo, surco de penas, hoy es de luz y rocío.

    2. El hoy en preces y oraciones

    1. Señor Jesucristo, que en tu victoria destruiste el poder del abismo, venciendo la muerte y el pecado, haz que también nosotros venzamos hoy el pecado.
    2. Concédenos andar hoy por la senda de esta vida nueva.
    3. Concede el don de la vida eterna a cuantos se relacionarán hoy con nosotros.
    4. Tú que prometiste estar con tus discípulos hasta el fin del mundo, quédate hoy con nosotros y sé siempre nuestro compañero.
    5. Sálvanos, Señor Jesús, muestra tu amor y tu misericordia al pueblo que confía en tu resurrección y, compadecido de nosotros, defiéndenos hoy de todo mal.
    6. Tú que nos has salvado por la fe, haz que vivamos hoy según la fe que profesamos en nuestro bautismo.
    7. Tú que para librarnos entregaste a tu Hijo a la muerte, haz que él sea hoy para nosotros salvación y redención.
    8. Que sepamos rechazar hoy el pecado de discordia y de envidia y seamos más sensibles a las necesidades de nuestros hermanos.
    9. Concédenos vivir auténticamente el espíritu evangélico, para que hoy y siempre sigamos el camino de tus mandatos.
    10. Tú que por la columna de fuego iluminaste a tu pueblo en el desierto, Ilumina hoy con la resurrección de Cristo el día que empezamos.
    11. Tú que por voz de Moisés adoctrinaste a tu pueblo en el Sinaí, haz que Cristo, por su resurrección, sea hoy palabra de vida para nosotros.
    12. Tú que con el maná alimentaste a tu pueblo peregrino en el desierto, haz que Cristo, por su resurrección, sea hoy nuestro pan de vida.
    13. Tú que por el agua de la roca diste de beber a tu pueblo en el desierto, por la resurrección de tu Hijo danos hoy parte en tu Espíritu de vida.
    14. Padre Santo, tú que al resucitar a tu Hijo de entre los muertos manifestaste que habías aceptado su sacrificio, acepta también la ofrenda de hoy y condúcenos a la plenitud de la vida.
    15. Bendice, Señor, las acciones de hoy y ayúdanos a buscar en ellas tu gloria y el bien de nuestros hermanos.
    16. Que el trabajo de hoy sirva para la edificación de un mundo nuevo y nos conduzca también a tu reino eterno.
    17. Tú que actúas siempre juntamente con los ministros de tu Evangelio y confirmas su palabra con tu gracia, haz que hoy proclamemos tu resurrección con nuestras palabras y con nuestra vida.
    18. Cristo, luz esplendorosa que brillas en las tinieblas, rey de la vida y salvador de los que han muerto, concédenos vivir hoy en tu alabanza.
    19. Señor Jesucristo, que en tu victoria destruiste el poder del abismo, venciendo la muerte y el pecado, haz que también nosotros venzamos hoy el pecado.
    20. Tú que alejaste de nosotros la muerte y nos has dado nueva vida, concédenos andar hoy por la senda de esta vida nueva.
    21. Tú que diste vida a los muertos, haciendo pasar a la humanidad entera de la muerte a la vida, concede el don de la vida eterna a cuantos se relacionarán hoy con nosotros.
    22. Salvador nuestro, Señor Jesús, que con tu victoria sobre la muerte nos has alegrado y con tu resurrección nos has exaltado y nos has enriquecido, ilumina hoy nuestras mentes y santifica nuestra jornada con la gracia de tu Espíritu Santo.
    23. Pastor eterno, contempla con amor a tu pueblo, que se levanta ahora del descanso, y aliméntalo hoy con tu palabra y tu eucaristía.
    24. Llénanos hoy de tu misericordia, para que en toda nuestra jornada nos gocemos en tu alabanza.
    25. Tú que en este día de hoy prometiste dar a los apóstoles el Espíritu Santo, para que fueran tus testigos hasta los confines del mundo, fortifica, con la fuerza de este mismo Espíritu, el testimonio que nosotros debemos dar de ti ante el mundo.
    26. Señor Jesús, haz que nos dejemos guiar hoy por el Espíritu Santo y que siempre nos comportemos como hijos de Dios.
    27. Te damos gracias, Señor Jesús, y por medio de ti bendecimos también al Padre en el Espíritu Santo y te pedimos que hoy todas nuestras palabras y obras sean según tu voluntad.

    Conclusión

    CERTIFICO que todos los textos sobre el HOY en el tiempo de la Pascua de la Resurrección de Cristo están citados literalmente de la edición española de la Liturgia de las Horas.

    DOY FE, en Santiago de los Caballeros a los cuatro (04) días del mes de mayo del año del Señor dos mil quince (2015).

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorCamión con retro excavadora se "queda" debajo del elevado de la Churchill
    Noticia siguienteRaúl Castro y el papa Francisco se reúnen en el Vaticano