Ray Guevara afirma hay que evitar un infarto institucional

    El presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara, exhortó a los ciudadanos a otorgar vida a la Constitución a través del conocimiento pleno de sus derechos, con lo cual podrán reclamar su restablecimiento ante las actuaciones arbitrarias del poder.“Nos toca pues a todos, absolutamente a todos, evitar el infarto institucional de la República Dominicana e insto a que ¡Vivamos en Constitución!”, señaló.

    El magistrado, citando al maestro italiano Piero Calamandrei, comentó que las constituciones viven mientras las alimenta por dentro la fuerza política. “Si esta circulación vital se estanca en alguna parte los institutos constitucionales se convierten en fórmulas inertes, como sucede en los tejidos del corazón humano, donde si la sangre cesa de fluir, se produce esa mortal inercia que los patólogos llaman infarto”, expresó.

    Además, agregó, durante su disertación en La Romana, que la Constitución sólo puede desplegar su verdadera fuerza normativa en la medida en que sea vivida por todos y aclaró que un tribunal comprometido con hacer valer sus postulados es importante, pero no suficiente si la colectividad no se nutre del contenido de su Carta Sustantiva.

    Hay que amar la Constitución

    Por otra parte, el magistrado ratificó la necesidad de aprender a amar el documento que se erige en biblia institucional de la nación y hacer valer los derechos. “El TC no es el único órgano obligado a defender la Constitución, ni la vía jurisdiccional el único camino para su defensa”.

    Dijo que el artículo 6 de la Carta Magna señala que “todas las personas y los órganos que ejercen potestades públicas están sujetas a la Constitución, norma suprema y fundamento del ordenamiento jurídico del Estado. Son nulos de pleno derecho toda ley, decreto, resolución, reglamento o acto contrarios a esta Constitución”.

    Afirmó que la Constitución reconoce el carácter definitivo e irrevocable de las decisiones del TC, las cuales constituyen precedentes vinculantes para los poderes públicos y todos los órganos del Estado, con lo cual se garantiza eficazmente su función de guardián supremo de la Constitución.

    Finalmente, adujo que las decisiones del TC se imponen a los poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial y a todos los órganos públicos y autoridades administrativas. “Tiene como misión preservar la unidad de la jurisprudencia constitucional, como supremo intérprete de la Constitución”, concluyó.

    No debe haber vacas sagradas en su aplicación

    El presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara, anunció que la Constitución tiene que ser un ser viviente y estar en el alma de la nación; además, destacó que en el cumplimiento de las decisiones de los tribunales de la República y de manera singular del Tribunal Constitucional, no puede haber vacas sagradas. “Si ello ocurriere no habría Estado de derecho y seguridad jurídica y se estaría violentando la Constitución”, afirmó.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorMoisés González propone llevar a José Ramón Peralta al Comité Político
    Noticia siguienteEEUU celebra 240 años de su independencia