Los beneficios de la trufa para la salud

Al comprar trufa se recomienda exigir certificado de calidad, producción, envasado, seguridad y, preferiblemente denominación de origen. F.E.

Es un alimento muy cotizado hoy en día, ya que su aroma, su sabor, sus propiedades y su precio la hacen ser única  Una de las múltiples razones por la que la trufa es tan solicitada es su aporte a las dietas de adelgazamiento. Su alto contenido en agua hace que este hongo, casi una edición limitada, sea muy apreciado por quienes desean perder peso.

Las trufas tienen un contenido nutricional parecido al de las setas.

Ademas, su aporte de minerales como el potasio, selenio, fósforo, magnesio, yodo, azufre, hierro y calcio, esenciales para nuestra salud, le confieren un valor inigualable. Igualmente se destaca su contenido en vitamina C.

Ayuda a reducir los niveles de glucosa y de colesterol malo en la sangre.

Se utiliza como remedio para mejorar la salud del cabello y de las uñas.

La trufa encabeza hoy por hoy la lista de exclusivas recetas y es considerada un alimento “gourmet” al que recurren los mejores chef a nivel mundial.

Sus beneficios son aprovechados no solo en la gastronomía, también en la belleza y esto obedece a su contenido de vitaminas B como la riboflavina (B2) y la niacina (B3), lo que contribuye a aportar un efecto rejuvenecedor y protector de la oxidación de las células.

Entre los beneficios que la trufa aporta a la piel sobresale su efecto blanqueador, lo cual reduce las manchas producidas por el sol.

Al activar la producción natural del colágeno en el organismo, lo que contribuye a retardar el envejecimiento, ayuda a mantener la piel tensa, retardando la flacidez que provoca el paso de los años.

Ese efecto antioxidante es lo que permite a las células de la piel estar protegidas, confiriéndole tonicidad y suavidad. “Este hongo crece bajo tierra en las raíces de los arboles y en terrenos específicos con ciertas características. El terreno favorable para su desarrollo debe ser altamente alcalino con un pH alto. Para el cultivo de la trufa negra es necesario un terreno con un pH de 7.9. El cultivo de la trufa requiere de un terreno no contaminado y rico en humedad. Las raíces favoritas para la trufa son las raíces del roble y el árbol de la avellana por dejar suficiente espacio entre sus tentáculos, lo que favorece el crecimiento de este hongo”, tal y como lo explica Clara Cabrera, nutricionista consultada sobre el tema.

Dice que su exquisito sabor y olor peculiar, le han hecho ocupar un lugar de importancia en la cocina internacional. “Se utiliza crudo en la preparación de pastas, carnes, pescado, arroz. La trufa negra es utilizada en platos cocidos y la blanca se come cruda, por su aroma y sabor más suave que el de la trufa negra”, amplia Clara.

En el mercado existe una interesante oferta de aceites de trufas, aliados en la cocina y en la mesa de los comensales más exigentes alrededor del mundo. Conforme Clara, su alto costo se debe precisamente a lo costosa que resulta su labor de recolección. Dado que crecen entre las raíces, en ocasiones son utilizados perros y cerdos por su agudo olfato para localizar el aroma que emanan estos hongos.

Más sobre la trufa
*No contiene grasa.
* Contiene pocos carbohidratos.
* Aporta gran cantidad de agua.
*La trufa blanca es más ligera que la trufa negra.
* 100 gramos de trufa aportan entre 50 y 90 kcal.
* La trufa, principalmente la negra, aporta fibra y proteínas
vegetales.
* Al consumirla en láminas se obtiene mayor provecho.

Clara Cabrera, nutricionista. F.E.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorAl PLD los árboles le impidieron ver el bosque
Noticia siguienteSindicato exige pesquisa imparcial en PolyPlas