La nueva cara del Chelsea

A pesar de tener sus momentos de pausa, la maquinaria del fútbol, tanto como deporte y como industria, nunca se detiene.

Los balones ya ruedan hacia la nueva temporada y se confirma con los partidos amistosos entre clubes ya en marcha y también por la celebración de algunos torneos de importancia menor.
Estos encuentros y campeonatos suelen servir, al igual que en otros deportes, para que los equipos calienten los motores y agarren el ritmo, entre otras cosas para experimentar lo bien preparados que están.

En varias ocasiones, he expresado mi gusto por la Premier League y el fútbol inglés en general, por su dinamismo y por su alto grado de competitividad que le hace pensar a uno que cualquier cosa puede pasar.

El futbol inglés está lleno de sorpresas. Un claro ejemplo de esto fue la temporada 15-16 del Leicester City que le valió el título de liga. Hasta ese momento, el Leicester era un equipo que siempre finalizaba relativamente mal. Estas sorpresas no solo se dan en las tablas de posiciones, sino también en la estructuración de los cuerpos de jugadores y técnicos de los equipos.

Frank Lampard fue una leyenda como jugador del Chelsea, con 648 apariciones. Fue uno de los mejores centrocampistas de su tiempo y a partir de principio de este mes, tras la partida de Sarri para dirigir la Juventus, se convirtió en el técnico de los “blues”.

El Chelsea quedó tercero la temporada pasada, detrás del Liverpool y del Manchester City, el cual fue el campeón de liga.
Pero no fue competencia ya que el City acumuló 98 puntos y el Liverpool 97, el Chelsea solo pudo sumar 72 tantos y venía seguido muy de cerca por el Tottenham que pudo llegar a los 71.

Abramovich y Bruce Buck (dueño y presidente del club, respectivamente) desean un cambio ante el creciente nivel de competitividad de la liga y Lampard, técnico fresco, ya probado y de solo 41 años, planea dárselos centrando el equipo al desarrollo de sus categorías juveniles y con una victoria y un empate le toca medirse al Barcelona mañana, el primer gran examen.
Se ven muchos cambios venir para la próxima temporada, esto evoca expectativa.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorDanilo Medina despeja el panorama y no va; aboga por sangre nueva
Noticia siguienteEl incierto porvenir que construimos