Hacinamiento en el hospital Villa Mella irrita a comunitarios

El nuevo hospital iniciado hace seis años por la OISOE no ha sido terminado.

Por segunda vez en menos de una semana, un grupo de comunitarios exigió la rápida terminación del Hospital Municipal Materno Infantil de Villa Mella, el cual cumplirá casi seis años cerrado debido al dilatado proceso de reconstrucción que lleva a cabo la Oficina Supervisora de Obras del Estado (OISOE).

Arropados por la indignación y la impotencia de tener que recibir servicios de salud en estado de hacinamiento en pequeños locales alquilados, y bajo la estricta vigilancia de un cordón policial que intentaba contener la ira de los manifestantes, los presidentes de al menos ocho juntas de vecinos y el representante de la Comisión de los Derechos Humanos, dicen estar cansados de las promesas que, tanto el Servicio Nacional de Salud (SNS) como las propias autoridades del centro les han hecho.

Aunque las autoridades impidieron que reporteros de elCaribe ingresaran al interior del área habilitada para atender los casos de emergencia, la cual se ha visto desbordada por los casos febriles y de dengue, Ángela Polanco, presidenta de la Junta de Vecinos del sector Carlos Álvarez, aseguró que los niños y adultos son atendidos en un mismo espacio en medio del calor sofocante y la insalubridad y que las muestras de laboratorio son analizadas en otros centros porque los equipos están dañados.

Los dirigentes comunitarios también denunciaron que la morgue funciona al lado de la emergencia por lo que muchas veces los niños, mujeres, ancianos y hombres que están a la espera de ser atendidos tienen que presenciar cuando sacan los cadáveres para ser identificados y entregados a sus familiares. “Esto es inhumano. Aquí no se nos respetan nuestros derechos. Este es el único hospital donde atienden a las personas que no tienen seguro porque el que no tiene dinero no lo atienden en el hospital Ney Arias Lora”, aseguró Ángela de la Cruz, de la junta de vecinos Paraíso Escondido.

Según Dioni Metivier, presidente de la Junta de Vecinos María Auxiliadora, han remitido decenas de cartas a las autoridades competentes, las cuales no han tenido respuesta por lo que advirtió que se preparan para lanzarse a las calles a protestar.

La administradora del hospital, Altagracia Luces, informó a elCaribe que el pasado miércoles sostuvieron una reunión con una comisión de ingenieros de la OISOE quienes les prometieron que terminarán el hospital a la mayor brevedad, ya que apenas le falta un 10% para su conclusión.

Autoridades piden paciencia a la población

La subdirectora Ingrid Reynoso aseguró que pese a la situación los servicios no se han paralizado y que cuentan con todos los insumos para hacerlo. Informó que cada día se atiende alrededor de 90 consultas de pediatría, 80 de ginecología, y más de 200 casos que entran por emergencia. “Hacemos un llamado a la comunidad, a que tengan paciencia porque la OISOE está aquí, el SNS no nos ha desamparado en ningún momento, ni el Servicio Metropolitano, le pedimos la calma a la población para la terminación del hospital”, dijo la administradora del centro. Durante la protesta, elCaribe comprobó que la nueva edificación de dos plantas, situada en la rotonda de la Avenida Hermanas Mirabal, estaba cerrada con cadenas y candados y no había ningún obrero trabajando.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorFalta de agua y calor dispararon dengue en Ocoa
Noticia siguienteDevotos se preparan para adorar la Virgen de las Mercedes