Las incongruencias de la CAASD

La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), bien lo recuerdo, fue creada hace más de cuatro décadas, para darle solución al problema del agua potable y de drenaje pluvial, que comenzaban como dolor de cabeza para la ciudad de Santo Domingo, la cual crecía desde entonces muy rápido y sin planeación urbana alguna. Por la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo han pasado excelentes directores, incluyo a Tancredo Aybar Castellanos y a otros tantos que, como el actual, Alejandro Montás, han sido hombres de trabajo que siempre cumplieron con sus responsabilidades.

Sin embargo, es lamentable que en ese organismo semiautónomo del Estado la política lo haya permeado todo hasta el punto de que cada funcionario hace lo que quiere, sin que haya un superior que tome en cuenta sus actos.

La mayoría de los funcionarios altos y medios de la CAASD y esto incluye al buen amigo Montás, han dedicado todo el tiempo, esfuerzo y recursos a los intereses políticos y, por más que exhiban, el problema de la falta de servicio, de atención al cliente y del abuso en los cobros compulsivos, cortes para cobrar reconexión y otros detallitos dañinos, siguen ahí.

Para muestra un botón, en el sector de Villa Aura, en Santo Domingo Oeste, hay decenas de familias que llevan cerca de once meses sin recibir el servicio de agua, pero en numerosas anuncian cortes para reconexiones.

No ha valido llamadas, contactos con funcionarios de todas las áreas, ninguno ha resuelto el problema de cerca de 40 cuarenta familias que, solo entre las calles 17, 18, 19 y 20 del sector no reciben el servicio que pagan religiosamente.

Esta situación contrasta con los tantos lavaderos callejeros que se cuentan por docenas en la zona sin pagar el servicio y, sin que importe a los supervisores y encargados del organismo en el más arrabalizado de los municipios del Gran Santo Domingo. La basura nos ahoga y la falta de agua nos trastorna.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorReflexiones de otoño
Noticia siguienteDe los derechos y los deberes
Santos Aquino Rubio
El autor es periodista y abogado.