Crawford revalidó faja mundial welter

Terence Crawford (der.) propina un golpe en la cabeza de Egidijus Kavaliauskas.

Terence Crawford, invicto boxeador estadounidense, ratificó su condición de sólido campeón mundial welter al derrotar -con un fulminante nocaut en el noveno round- a Egidijus Kavaliauskas de Lituania), en pelea celebrada la madrugada de ayer en el emblemático coliseo Madison Square Garden de la ciudad de Nueva York.

El combate fue violento desde el primer asalto. En el segundo el lituano conectó una perfecta combinación (gancho de izquierda y recto) que hizo tambalear al a Crawford. Con esos golpes Crawford casi se va a la lona. En los siguientes dos rounds hubo repliegue de puños de ambos lados. Crawford, aplicando su depurado boxeo (excelente dominio de la técnica), buscaba a su rival para imponer respeto sobre el cuadrilátero.

Kavaliauskas fue, en los rounds quinto sexto y séptimo, se mostró como un boxeador de calidad. Se fue al “toma y daca” con Crawford quien, sin embargo, sacó ventaja a base de su depurado boxeo.

Crawford con pleno dominio

Antes de completarse los dos minutos del noveno round, Crawford descargó una violenta lluvia de puños que llegó neta al cuerpo del retador. En los primeros 45 segundos del asalto, Crawford, con un sólido gancho de izquierda, uppercut y recto de derecha, envió al piso a Kavaliauskas quien se levantó “a tientas”, con mucho esfuerzo.

El árbitro le hizo el conteo de los ocho segundos de regla, pero Kavaliauskas se vio en serios apuros lo que aprovechó Crawford para repetir su dosis de buena combinación. Tras volver a castigar sin piedad a su rival -efectivos puños en rectos, ganchos y jabs volados-, el retador al cetro welter regresó a la lona y cuando hacía intento de levantarse, y lo hizo, pero con serios problemas, el árbitro decidió detener la desigual pelea y así Crawford revalidar por tercera ocasión su corona welter de la OMB.

Crawford mejoró su récord en 36-0

Crawford, que en casi toda la pelea trabajo con su guardia zurda, llevó a la defensiva a Kavaliauskas quien sintió los golpes del monarca que con el contundente éxito mejoró su foja en 36-0 y 27 victorias por nocaut, en tanto que el frustrado aspirante a conquistar el cinturón de las 147 libras, avalado por la Organización Mundial de Boxeo (OMB), sufrió su primera en 22 subidas al ring.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorDe crecimiento, deuda y reforma
Noticia siguienteAdames, falló, pero... (1 de 2)