Piden declarar a San Francisco de Macorís en alerta roja por COVID-19

Hospital San Vicente de Paúl
El Hospital Regional Universitario San Vicente de Paúl, en el municipio San Francisco de Macorís de la provincia Duarte, opera en medio de un deterioro progresivo que se observa en su estructura física, la falta de agua potable y de equipos, por lo que la filial del Colegio Médico Dominicano afirma que ya este centro, en servicio desde 1926, cumplió su papel.

SAN FRANCISCO DE MACORIS. - En medio de denuncias colectivas por parte de los residentes en esta ciudad, y a la espera de recibir la realización de pruebas del COVID-19 la población francomacorisana continúa padeciendo la pandemia que ha cobrado la vida hasta el momento de 33 personas.

Reclamar la reacción de la prueba del Coronavirus resulta altamente difícil, para aquellos que por sus condiciones de salud y económica solo les queda a sus familiares verlos morir. Se ha establecido que como forma de prevención de aquellas personas a las que le ha fallecido algún familiar del que han tenido contacto directo, solicitan ese servicio y pasan el tiempo esperando y nunca llega.

La problemática del Covid-19 en la provincia Duarte de acuerdo a informaciones ha provocado que los profesionales de la salud, tales como paramédicos y enfermeras estén renunciando diariamente de los centros de salud, estableciéndose que de un solo centro importante renunciaron más de 30 enfermeras en un solo día.

También el ex presidente del Colegio Médico filial Duarte, Polanco Liranzo, denunció que los médicos que se encuentran el hospital San Vicente de Paul, no cuentan con las herramientas necesarias para continuar laborando allí, situación que va en perjuicio de los que se encuentran internados, especialmente los que padecen del coronavirus.

"Esta situación es muy difícil ya los médicos no encuentran que hacer, pues no están recibiendo las herramientas para laborar que la situación requiere, aquí van a morir médicos y pacientes’’ dijo Liranzo.

La Situación del San Vicente es difícil

Unido a esta situación se ha denunciado que a los pacientes que se encuentran en el hospital Universitario Regional San Vicente de Paúl padeciendo de la enfermedad no están recibiendo los medicamentos correspondientes para aliviar el virus.

La señora Katherine Hernández, dijo que luego de varios días permaneciendo su padre internado en el centro de salud, no le han realizado la prueba del coronavirus, por lo que desconoce si el mismo tiene el virus, sin embargo, se encuentra junto a otros pacientes que han arrojado positivo, según la denunciante.

Hernández también denunció, que las unidades del Sistema Nacional de Atención de Emergencias y Seguridad 9-1-1, le negaron los servicios de traslado por lo que tuvo que llevarlo al centro hospitalario en un vehículo privado.

La falta de realización de prueba en esta ciudad ha motivado que representantes del sector comercial organizado de esta provincia Duarte y la región nordeste, reiteraron   la necesidad de que las autoridades del Ministerio de Salud Pública faciliten de manera inmediata las pruebas masivas del COVID-19.

Comerciantes preocupados

Preocupados por la situación, La Cámara de Comercio y Producción de la provincia Duarte, presidida por Juan María García, Asociación de Comerciantes de la Provincia Duarte, cuyo presidente es el comerciante Rafael Alexander Soriano y de la Unión de Comerciantes y Empresarios del Nordeste, Félix Rafael Soriano, expusieron la necesidad de identificar las personas contagiadas y que puedan ser aisladas a los fines de evitar la propagación.

Afirman los empresarios líderes de las organizaciones, que existen casos de personas que fallecen con síntomas del virus y se sepultan sin determinar si estuvieron contagiados.

Los comerciantes afirman que hay una incalculable cantidad de personas que requieren de la realización de la prueba de diagnóstico del COVID-19. Y que muestran su impotencia por no poder contar como realizar la misma.

Alerta roja 

También El director de la Comisión de Salud del Consejo Regional de Desarrollo (CRD), doctor William de Jesús Salvador, instó a todos los sectores involucrados en las problemáticas de coronavirus poner una alerta roja, asumiendo como tarea inmediata subsanar la deficiencia y limitada preparación que muestran las clínicas y hospitales para enfrentar con eficacia un brote mayor de enfermos hasta el ahora producido.

 Asimismo, resaltó que se trata de una iniciativa urgente y prioritaria que deben asumir en el momento actual todos los sectores del área de salud, en razón de la debilidad que se evidencia en las clínicas y hospitales ante un brote de enfermos de mayor grado con necesidad de atención, con repercusiones que pueden poner en serios problemas al servicio de salud nacional y a su personal sanitario

Entiende urgente como medidas preventivas la realización de pruebas masivas a la población, como parte de un programa de contención de los contagios y declarar esta misión como seguridad nacional, por la obligatoriedad de dichos análisis, además proceder a aislar a las personas con resultado positivo, bien en sus domicilios si tienen esa capacidad y no presentan síntomas, o bien en las instalaciones habilitadas a esto fines.

También considera relevante, que los análisis masivos se efectúen en zonas habilitadas para ello, como carpas provisionales y unidades móviles vehiculares preparadas a ese objetivo, así como también, que estos análisis por pruebas rápidas sirvan de primera línea de detección y que las autoridades de Salud Pública procedan con el protocolo de atención una vez conocidos estos datos.

Sugiere dar paso a estos operativos, realizándolos en puntos estratégicos de las ciudades y poblaciones de manera simultánea para lograr un corte definitivo en la propagación del virus.

A su vez, solicitó al sector productivo y empresarial, seguir acogiendo el pedimento y directriz del Consejo Regional de Desarrollo (CRD)  aplicando acciones económicas a título de donaciones para concentrar esfuerzos, haciendo las mismas en base de levantamientos de prioridades  y necesidades, con el propósito de que no sea un dar por dar,  sino en base a una correcta canalización y organización del uso a dar a lo donado.Con relación a la situación también se expresó el dirigente político ex candidato a alcalde por el partido Fuerza del Pueblo, Enmanuel Trinidad, quien establece que es necesario que el gobierno preste mayor atención a esta ciudad en medio de la crisis que se vive por el coronavirus.

Aún no está en servicios

Hace varios días que el Ministro de Salud Rafael Sánchez Cárdenas, informó a la población que había dejado puesto en servicio un centro para aislados de la enfermedad en la comunidad de Guiza, pero, aunque se prepararon las habitaciones en ese lugar todavía s encuentran laborando los empleados de la Oficina Supervisora de Obras del Estado, quienes todavía no han concluido los trabajos, por lo que hasta el momento no se ha llevado el primer paciente.

Aunque, los ingenieros y los equipos responsables de la obra no paran de trabajar, la población espera que las autoridades no lleven informaciones si todavía el lugar no está terminado.

Solo basta detenerse frente al lugar que en el pasado era la plaza José Reyes y comprobar que todavía ningún paciente delco COVID- 19 ha sido llevado al lugar.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorCanó entre los mejores cinco intermedistas en la historia de los Yankees
Noticia siguienteEmpresas se unen en la lucha contra el COVID-19 con una donación valorada en RD$50 millones