Distribuidores de kits alimenticios expresan satisfacción por formar parte de la comunidad educativa

Compartir

DAJABÓN.- Para que nuestros estudiantes tengan en sus casas las raciones de alimentos que el Ministerio de Educación les entrega, a través del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE), se requiere de una comunidad educativa empoderada de la realidad actual que trabaje con la firme convicción de que solo unidos lograremos los objetivos y mantendremos en alta la bandera de la enseñanza y el aprendizaje.

Parte de ese gran equipo de hombres y mujeres entregados a la causa lo comprenden los transportistas, las personas que trasladan los alimentos crudos desde los centros de acopio hasta los lugares más remotos del país. Ya se han distribuido millones de raciones durante el estado de emergencia nacional por la pandemia coronavirus COVID-19.

La joven Pamela Rivera, es una de las más entregadas, miembro de la empresa Comercial Rivera Frías SRL, no ha descansado ni un solo día para garantizar que los alumnos tengan sus alimentos. El suplidor que le corresponde tiene su almacén en Santo Domingo, pero ellos van de pueblo en pueblo llevando seguridad alimentaria sin importar clima, tiempo ni distancia.

La distribución la hacen en tres camiones cerrados tipo furgón, con capacidad para más de 11 mil raciones por día. Pese a que ha viajado por más de 20 provincias, su ruta más frecuente es la línea noroeste del país, específicamente en Dajabón, Loma de Cabrera, Partido, Restauración, El Pino y otros municipios.
“Hasta ahora hemos impactado a más de 100 mil familias y la satisfacción de saber que con esto estamos colaborando para mejorar la vida de la gente, eso no tiene comparación. Esta comida que da Educación quizás no sea mucha para algunos, pero nosotros que vemos la cara de las familias cuando las reciben, sí significa bastante para ellos”, contó Rivera.

La metodología de entrega conlleva iniciar la jornada laboral a las 4:00 de la madrugada para equipar los camiones, revisar la seguridad y combustible. Después, antes de cargar los alimentos son desinfectados uno por uno, para evitar el posible contagio de sus empleados y de la comunidad educativa que los recibe. Cuando llegan a las escuelas vuelven a desinfectar antes de entregarlos y, si el centro lo requiere, les ofrecen ayuda con la organización.

“En estos momentos es cuando más se necesita que todos aportemos. Esto no se trata de negocios, sino de ayudar al prójimo. En todo lo que podamos aportar, seguro estaremos presente sin condicionar nada. Todos somos dominicanos”, acotó la distribuidora.

El director del Gabinete Ministerial, Henry Santos, y René Jáquez Gil, director del INABIE, dan seguimiento a cada proceso de elaboración, distribución y entrega de los kits alimenticios, quienes destacaron que la colaboración de todos los involucrados en estos operativos es indispensable para lograr las metas.

Jáquez Gil señaló que el contenido de cada ración varía en función de las necesidades y características de cada región, aunque aseguró que eso no interviene con llevar suficientes alimentos para que cada estudiante tenga garantizado su desayuno y almuerzo de lunes a viernes. Las entregas se hacen con los padres, madres o tutores para no exponer a los menores.

Las primeras etapas del plan de alimentación contemplan a 1.4 millones de estudiantes en Jornada Escolar Extendida y otros 400 mil de las medias tandas, por lo que en total alcanza una población de 1.8 millones de educandos, cifra que podría aumentar de acuerdo a la disponibilidad y necesidad de la comunidad educativa.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSenado aprueba extender declaratoria de emergencia por 25 días
Noticia siguiente(VIDEO) Alcaldía de SDE continúa operativo de higienización, limpieza y fumigación