Buhoneros se lanzan a las calles, pese a la cuarentena

Compartir
Las actividades comerciales informales cada día son más notables en las calles. D. Polanco

Comprensión y rebeldía, enfermedad o morir de hambre. Son algunas de las variables que muchos de los vendedores informales del Gran Santo Domingo deben de decidir a la hora de valorar, acatar y aplicar la orden de cerrar sus negocios y recluirse en los hogares para afrontar la crisis del COVID-19.

La emergencia sanitaria obligó a parar a todos los comercios no esenciales. Pero la incipiente parálisis económica que comienza a resentirse ha provocado que luego de 44 días de que el Poder Ejecutivo decretó el estado de emergencia y que el Gobierno llamó a la población a quedarse en sus casas, los comerciantes informales ocupen nuevamente las calles. Este panorama evidencia la endeble situación de una población que en su gran parte sobrevive con lo que ingresa día a día.

Así ha ocurrido en la popular arteria comercial de la capital, ubicada en la avenida Duarte. Los negocios ambulantes de ropas, calzados, productos de higiene personal así como otros artículos, se han colocado nuevamente sobre las aceras de la concurrida avenida.

Incluso muchos de los negocios formales se encontraban despachando mercancías de manera clandestina bajo la mirada indulgente de los policías con mascarillas que se pasean por la zona sin hacer nada al respecto.

Algunos vendedores informales confirmaron al equipo de elCaribe, que no han sido parte de los setenta mil nuevos hogares que fueron ingresados al programa temporal Quédate en Casa, que ejecuta el Gobierno para mitigar los efectos económicos de las medidas adoptadas por el Ejecutivo para enfrentar el coronavirus.

“Nosotros los buhoneros no hemos sido tomado en cuanta por parte del Gobierno. El que vive del día a día y no recibe ninguna ayuda, aunque quiera apoyar el proyecto que tiene el Gobierno de quedarse en casa, no puede. Por eso es que muchos de nosotros ya hemos comenzado a salir a las calles”, expresó, José Antonio Méndez, el presidente de la Asociación de Buhoneros del Distrito Nacional.

Por otro lado, muchos capitalinos no siguen las recomendaciones de las autoridades porque no creen en los estragos de los que es capaz el virus originado en Wuhan. Muestra de esto, es que durante el recorrido de elCaribe se pudo observar como varias personas estaban en las calles en procura de artículos que no son de primera necesidad, como telas, muebles, entre otros.

“Buscones” salen a las calles

Otro sector que de forma clandestina han vuelto a las actividades comerciales es el de los repuestos de ventas de piezas y artículos para vehículos.

Durante el recorrido por las zonas comerciales como la avenida Moca y Marcos Ruiz, conocida como La 20, se observó que aunque los locales, casi en su totalidad estaban cerrados, existen negocios escondidos, con los llamados “buscones”, que en caso de aparecer compradores, ellos buscan y venden mercancía de manera informal.

“Yo no he recibido ninguna ayuda del Gobierno. Tenía un dinero en la casa pero ya se terminó y, a pesar del peligro que representa uno estar en las calles no me queda de otra que salir para ver qué pico”, indicó Manuel Reyes.

Ante la falta de cumplimiento, se prevé que el Gobierno busque la forma de incluir a todos los vendedores informales en los diferentes programas que ha preparado para enfrentar la crisis económica.

Hay mayor circulación de vehículos

Decenas de personas en sus vehículos salieron ayer a las calles de las ciudades que componen el Gran Santo Domingo, pese a que en estas demarcaciones es donde hay más cantidad de contagiados de coronavirus, según las autoridades. En todas las calles había autos o gente circulando con cierta normalidad. En un recorrido hecho por elCaribe, se preguntó a ciudadanos qué precauciones han tomado por el coronavirus y su opinión frente a las medidas tomadas por el Gobierno. La mayoría de los entrevistados cree que el Presidente tomó buenas medidas, sin embargo eso no quita que haya preocupación debido a que a muchos de ellos no han llegado las ayudas implementadas por las autoridades, por lo que tienen que seguir trabajando y correr riesgo para obtener ingresos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorFernández Mirabal lamenta improvisación en ayuntamientos
Noticia siguienteRefidomsa dice registra pocos accidentes