El 59% de los hogares pobres redujo ingresos durante la pandemia

Compartir
Además de la salud, la pandemia ha provocado dañps en los ingresos y en educación.

Una encuesta realizada por el Sistema de Naciones Unidas para medir el impacto socioeconómico de la pandemia COVID-19 en la población más pobre del país arrojó que el 59.1% de los hogares ha sufrido una reducción significativa en sus fuentes de ingreso debido a la actual emergencia sanitaria.

El 36.7% de la población encuestada dijo que ha disminuido sus ingresos por salarios; otro 18.8% ha sufrido la pérdida temporal o suspensión de su empleo y un 9.3% perdió permanentemente su trabajo.

La medición realizada en colaboración con asociaciones sin fines de lucro, organizaciones de base comunitaria y el Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN) encontró que el 76.7% de los hogares encuestados mostró preocupación por no tener suficientes alimentos.

En ese sentido, el 45% reportó haberse visto en la necesidad de tener que comprar alimentos más baratos y el 26.8% dijo que ha reducido el número de comidas diarias.

En lo que respecta a educación, la encuesta evidencia que el 84.8% de los niños, niñas y adolescentes inscritos en un centro educativo antes de la pandemia pudieron continuar sus estudios de manera remota o virtual, especialmente a través de teléfonos inteligentes.

En ese sentido, se comprobó que el 77.9% de los hogares tiene más acceso a estos dispositivos que a computadoras o tabletas (24.5%), por lo que el método de estudio más común fue a través de WhatsApp, utilizado en un 90.2% de los hogares encuestados.

El sondeo fue efectuado a través de una red de organizaciones locales a 6,359 hogares en el ámbito nacional durante el mes de julio, y será repetido en los próximos meses para medir cómo evoluciona la situación socioeconómica de los hogares, lo cual permitirá al Estado diseñar intervenciones basadas en evidencia, necesarias para la recuperación y la reactivación socioeconómica de las comunidades, a través de medidas e iniciativas diferenciadas.

Encuesta fue liderada por el PNUD

La encuesta para medir el impacto socioeconómico SEIA (por sus siglas en inglés) es parte del apoyo del Sistema de las Naciones Unidas, como una contribución al Gobierno en el contexto del Marco de la ONU para la Respuesta Socioeconómica Inmediata al COVID-19. Su implementación se llevó a cabo bajo el liderazgo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la participación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), entre otras entidades.

Red realizará encuestas periódicamente

La “Red Actúa”, conformada por el Sistema de la ONU busca analizar los efectos de la COVID-19, al igual que canalizar las medidas de respuesta y recuperación hacia las poblaciones más vulnerables. La Red realizará estas encuestas de forma periódica, para no solo entender los efectos socioeconómicos de la crisis sobre los grupos más vulnerables, sino también analizar los cambios y tendencias que se producen según avanza la pandemia.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorArzobispo saluda medidas anunció el Gobierno
Noticia siguientePeña Guzmán recorre la Ciudad Juan Bosch