Científico de origen dominicano desarrolla vacuna contra COVID-19; dice “no era difícil” detener el virus

Compartir
Científico de origen dominicano, David T. Curiel.

A propósito de la pandemia derivada de la COVID-19 y su impacto, el científico de origen dominicano, David T. Curiel, quien es parte del equipo de la Universidad de San Luis, Washington, donde desarrollan dos posibles vacunas contra el coronavirus, señaló que no era difícil detener la propagación del virus porque se conocían sus propiedades.

“Debió ser fácil de contener, por ejemplo, el VIH sabe cómo esconderse en el organismo, mientras este no. En el caso del covid-19 conocemos su componente, esto debió contenerse fácil si toda la infraestructura de salud hubiese hecho los esfuerzos como se debían”, apuntó Curiel.

Curiel entiende que, además de no haberse hecho el esfuerzo desde la comunidad sanitaria, la población tampoco cumplió con la cuarentena y que por ende, el virus continuó propagándose.

“Hubo dificultad en desarrollar una prueba de diagnóstico rápido y por eso fue difícil determinar quién se había contagiado y estaba contagiando a más personas, para mí esas fueron las dos razones principales”, razonó.

Desarrolla vacunas contra el Covid-19

Sobre las posibles dos nuevas vacunas que están desarrollando, manifestó que se han trabajado rápido, pese a que el plazo normal para desarrollar una que sea exitosa es de 10, 15 y hasta 20 años.

Debido a la condición tan amenazante del Covid-19, expresó que con el surgimiento de nuevas tecnologías y la flexibilización de las pautas regulatorias, fue posible desarrollar algo que con prontitud y sin precedentes, al asegurar que puede ser que para principios del año próximo tengan una vacuna aprobada.

“Todo ha fluido de manera rápida, las dos posibles nuevas vacunas que se han desarrollado se llaman NRNA, las cuales contienen ácido nucleico del gen del coronavirus”, compartió Curiel, quien es experto en el adenovirus.

Asegura vacunas rusa y china no son efectivas

A propósito del anuncio de las vacunas de Rusia y China, el científico observó que la inmunidad podría causar impacto negativo al vacunarse.

“Normalmente nos infectamos con el adenovirus tipo 5, algunas de las empresas farmacéuticas, como la de China, basaron en su vacuna en el adenotipo  5, y tal cual predije, no resultó en las personas que ya habían desarrollado inmunidad. Ahora hablan de la vacuna rusa Sputnik, que es igual que la china porque su base es del adenotipo 5, es importante que sepan esto porque me enteré que la están ofreciendo a América Latina”, advirtió.

Explicó que como alternativa, en el laboratorio en Oxford optaron por utilizar un adenovirus del chimpancé, “así que este funciona en los seres humanos, pero se diferencia bastante del adenovirus humano de tal forma que puede prevenir esa inmunidad del adenovirus 5, la cual la hace mejor que el adenovirus chino y ruso”.

 “Nosotros fuimos más allá e hicimos lo que más nadie hizo: en vez de proporcionar el vector intramuscular, lo hicimos a modo nasal, a razón de que el covid-19 infecta por la nariz. Así que, si mejoramos la inmunidad en la zona de infección, tenemos mayor posibilidad de inmunizar al paciente”, explicó el experto.

Adelantó que están avanzando para hacer los estudios con humanos, y que ya incluso, una cadena farmacéutica de la India le ha comprado la licencia para producir la vacuna. Agrega que buscan un socio en los Estados Unidos para producirla en toda Latinoamérica.

Sobre David Curiel

Davit T. Curiel, de padres dominicanos, culminó sus estudios de Medicina en la Universidad  Emory de Atlanta en 1982, donde también completó su residencia médica o pasantía. Estudió Ciencias en Meryland y ahí se especializó en terapia genética, de la cual, una de las bases es la ingeniera viral para poder proporcionar los genes de manera eficiente. Se especializó en Adenovirus, un virus común que produce los leves resfriados y esto llevó a entender, que era quien se encontraba en la posición ideal para producir una vacuna contra el Covid-19.

Curiel, es el director de la División de Biología del Cáncer del Departamento de Oncología Radioterápica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. La formación científica del Dr. Curiel incluye la tenencia en los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda, Maryland en la rama pulmonar del corazón y los pulmones, y el Instituto de Sangre (NHLBI) de 1985 a 1989, y una beca en Biotecnología en el Instituto Nacional del Cáncer. Recibió su Ph.D. de la Universidad de Groningen en los Países Bajos en 2002 y ha estado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington desde 2011. Además de su función como director de la División de Biología del Cáncer, es director del Centro de Terapéutica Biológica.

 “Mi padre una vez mi dijo… ¿vas a coleccionar otro diploma?”, compartió entre risas el científico de origen dominicano David T. Curiel, quien no habla español, durante una entrevista realizada por el periodista Yancen Pujols, transmitida por CDN, canal 37.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorDecano cree extensión programas de ayuda apacigua idea de liberar 30% AFP
Noticia siguienteLa Habana decreta toque de queda y endurece medidas ante rebrotes de COVID-19