La fiesta de Corpus Christi o “Cuerpo de Cristo”, es una celebración de la Iglesia Católica para celebrar la presencia de Cristo en la eucaristía.

Tiene por objeto recordar la institución de la eucaristía, que tuvo lugar el Jueves Santo, durante la última cena.

Se trata de una conmemoración que arranca desde la llegada de los primeros misioneros que pisaron La Hispaniola.

Misa de Corpus Christi a la que asistió el entonces presidente de la República Salvador Jorge Blanco. Año 1986.

El Faro a Colón y el Estadio Olimpico son algunos de los lugares donde se ha hecho esta celebración que reune a miles de feligreses.

Los cantos y alabanzas de las vicarías episcopales se hacian sentir en las concentraciones en las que también participaban figuras relevantes de la sociedad.

El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez durante la celebración de una misa de Jueves Corpus.

Con la llegada de la pandemia, esta tradicional celebración se ha visto afectada al igual que otras, debido a que las largas procesiones y la aglomeración de los fieles.

Por lo general, quienes la celebran abogan por el fin de las injusticias sociales y el respeto a la dignidad humana.

Junio 1994: El cardenal Nicolás De Jesús López Rodríguez mientras leía la homilía en la misa con motivo del Día de Corpus Christi, a su izquierda monseñor Francisco José Arnáiz.

En el 2020, a pesar de que el coronavirus tenia pocos meses de haber llegado al país, la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y el Control del Coronavirus autorizó  la celebración de la misa de Corpus Christi

El arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria Acosta, extendió sus plegarias y oraciones para que Dios guíe al pueblo dominicano para convivir con el coronavirus.

Ozoria:
“Extendamos nuestras súplicas y nuestras oraciones para que nos guíe de cómo vivir con la cotidianidad del coronavirus y la realidad que tenemos hoy, para elegir a un nuevo presidente y nuevos legisladores”

En esta celebración se dieron cita aproximadamente unos 50 creyentes.

Regularmente en las misas católicas al momento de realizar la comunión y la paz, los creyentes se tienen que aglomerar para recibir el Cuerpo de Cristo, pero debido a los protocolos pautados para permitir el oficio,  los feligreses tuvieron que dar la paz de lejos y haciendo gestos de un abrazo.

Asistentes a la misa de Jueves Corpus. Año 1994.

Además de recibir a los cristianos con geles desinfectantes, entrega de mascarillas y con un medidor de temperatura en la entrada de la iglesia, otra novedad que tuvo lugar en la celebración del Corpus Christi fue la adoración del Santísimo antes o durante las misas realizadas por cada parroquia.

Reportes del Vaticano indican que la fiesta del Corpus Christi fue instituida por Urbano IV en 1264.

En la bula Transiturus de hoc mundo se establecía que se celebraría el jueves después de la fiesta de la Santísima Trinidad.

En principio no se realizaban procesiones, pero al pasar los años los creyentes vieron la necesidad de coronar la fiesta con una procesión con la Eucaristía.