PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
Pandemia hizo que dueños de esos negocios se enfocaran y dedicaran más a la venta de mercancías nuevas

“La gente ya piensa en tener una buena nevera o juego de aposento”, fueron las palabras de un propietario de una compraventa al hablar sobre la evolución de ese tipo de negocios y su adaptación a los nuevos tiempos de pandemia.

El negociante explicó que el empeño de artículos electrodomésticos o de joyería ha disminuido en estos últimos años de amenaza del virus del covid-19, y que han tenido que recurrir a otras áreas ya exploradas previo al escenario pandémico, como es la venta de mercancías nuevas.

Expuso que aunque los ciudadanos siguen en “mala” al igual que antes, ya no acuden a efectuar los préstamos prendarios con tanta urgencia como en tiempo pasado, sino que ya piensan en adquirir bienes muebles a buen precio en establecimientos comerciales como una compraventa. Asimismo, indicó que las personas que necesitan dinero rápido van a las compraventas no a que le presten sino a vender de forma definitiva algún artículo de valor. Como es el caso de los accesorios en oro y los electrodomésticos, principalmente los televisores, licuadoras y celulares.

“Mientras cualquier tienda te ofrece televisores nuevos sin importar las pulgadas, aquí en la compraventa lo ofrecemos a un precio asequible para las personas que viven en estos barrios”, comentó.

Este tipo de compraventas con ya un aspecto más de tiendas y desarrollados se observaron en el barrio Villa María, específicamente en la avenida Albert Thomas y en Los Minas en la avenida San Vicente de Paul.

Explotan recurso de las redes sociales

Ruddy Hernández, quien es encargado de ventas de una compraventa, ubicada en Los Mina, explicó que como una forma de adaptarse a los nuevos tiempos por el escenario sanitario que predomina en el país, han convertido en su principal aliado la comercialización a través de las redes sociales.

“No nos dedicábamos en lleno a la venta de camas ni nada de eso, pero un día uno fue adquiriendo de a chin esas mercancías y uno la publicaba a través de las redes y la gente comenzó a comprar masivamente por esa vía”, dijo Hernández.

El negociante sostuvo que tuvieron con la compra de electrodomésticos, juegos de comedor, aposentos, celulares nuevos, cuadros tanque de gas en todos los tamaños, lámparas, no de segunda mano, para venderlos más adelante.

Entre las redes sociales más utilizadas para este propósito están Facebook e Instagram. Sin embargo, también usan Whatsapp para publicar sus mercancías a través de esa plataforma y alcanzar a todos sus contactos registrados.

En cambio, la publicidad de empeño la mantienen “bajo perfil”.

La cuarentena hizo que la gente comprara más

Mientras muchos dominicanos vieron sus gastos limitados por la pandemia de coronavirus y se enfocaron en adquirir productos y artículos necesarios e imprescindibles para su diario vivir, otros aprovecharon la situación sanitaria para comprar mercancías que los entretuvieran y facilitaran su estancia en el hogar junto a sus familiares por un largo rato. Al conversar con varios propietarios de compraventas, estos explicaron que con la llegada del virus al país y la posterior colocación de la cuarentena, una gran mayoría acudió a sus establecimientos para adquirir o cambiar algún equipo tecnológico por otro mejor, tal es el caso de los televisores, computadoras y otros instrumentos ara hacer repostería en casa.

Posted in Destacado, PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Eliana Ledesma