Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Rosas para el alma

El tiempo

-

El  tiempo ya no nos domina, la fe sí. Es posible que sientas que no tienes tiempo, ni deseos de esperar, pero si tienes a Dios, tiene sentido reconocer que El está haciendo algo al respecto. 

Abraham le creyó a Dios esperanza contra esperanza, Dios le habló para darle un hijo legítimo que se multiplicaría en una gran descendencia. Mucho tiempo pasó antes de que El le hablara nuevamente;  su carne se debilitó y sus fuerzas se agotaron, pero su esperanza estaba intacta, sabía que Dios tenía un plan especial para él. 

Dios nunca abandona sus planes y propósitos. Esperanza es fortaleza y resistencia, es perseverancia, sepamos entonces que podemos quebrantar la desesperación, la impaciencia y aún resistir el cansancio.  Esperar no es simplemente no desmayar, es estar firme de que lo que esperas Dios mismo lo traerá a ti. l


ADEMÁS EN PANORAMA

  • ¡Está bueno ya!

    Pasada la tormenta dicen que viene la calma. Es la esperanza de los perredeístas, de los que aman verdaderamente a su partido, después de la accidentada convención del domingo, que no fue más que la reiteración de la cultura canibalista de algunos

  • Transformaciones en la prensa

    La prensa escrita tradicional del país ha experimentado en los últimos años transformaciones significativas. La más importante se relaciona con el traspaso de la propiedad de la mayoría de los periódicos a grupos económicos y los cambios radicales&

  • La mejor ruta

    Si el más allá existe, hoy nuestros próceres fundadores deben sentirse felices por lo que dijo Danilo: “Es hora de mirarnos a los ojos, de estrechar nuestras manos y de trabajar hombro con hombro por el fortalecimiento de nuestros países. PorqueR

  • Indiferencia cómplice

    Para bombardear un hospital y matar a más de quinientas personas hay que abandonar la condición humana; es decir, renunciar a toda sensibilidad, conciencia, vergüenza, espiritualidad, compasión y decencia, y a toda noción de civilización y pertenenc




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar