El Caribe

Juego inaugural

Pineda retira en línea primeros 20 bateadores y logra triunfo de Yanquis

-

El abridor dominicano de los Yanquis de Nueva York, Michael Pineda, celebra durante la sexta entrada del juego ante los Rays de Tampa Bay.
El abridor dominicano de los Yanquis de Nueva York, Michael Pineda, celebra durante la sexta entrada del juego ante los Rays de Tampa Bay. (AP )

NUEVA YORK— Michael Pineda lanzaba un strike tras otro y no dejaba de sacar outs. Y el entusiasmo del público iba creciendo durante el juego inaugural de la campaña en el Yankee Stadium.

"Uno pensaba que sería otro día especial acá", comentó el manager de los Yanquis, Joe Girardi.

El dominicano retiró en orden a sus primeros 20 enemigos, la mitad por la vía del ponche, con la recta, el slider y el cambio de velocidad.

¿Podía lanzar el juego perfecto? ¿Lo lograría?

Cometió finalmente una desatención en un slider, que no cayó lo suficiente. Evan Longoria lo conectó para un doblete por la línea de jardín derecho, cuando había dos outs de la séptima entrada.

Pineda permitió apenas dos imparables en siete innings y dos tercios el lunes, y se marchó en medio de una ovación atronadora. Luego, Nueva York doblegó 8-1 a los Rays de Tampa Bay.

"Siempre que los fanáticos se ponen de pie, es un buen momento para mí", comentó Pineda (1-1).

El quisqueyano dominó como el pitcher en el que los Yanquis siempre esperaron que se convirtiera. Ponchó a 11, no regaló bases por bolas y 67 de sus 93 lanzamientos fueron strikes.

"Tuvo control de sus lanzamientos y del juego", destacó Austin Romine, receptor de los Yanquis. "En ningún momento perdió el control".

El derecho de 28 años, obtenido de Seattle después de la temporada de 2011, tuvo un récord de 6-12 y una efectividad de 4.82 el año pasado. Fue el 68vo promedio más alto de carreras limpias admitidas entre 74 lanzadores en condiciones de ser tomados en cuenta para esa estadística en las mayores.

Sin embargo, lideró a su club con 207 ponches. Encabezó la Liga Americana, con 10,6 ponches por cada nueve innings.

"Es una locura", comentó Girardi antes de su última apertura de la campaña anterior. "Simplemente no tiene sentido".

Por Tampa Bay, Logan Morrison conectó jonrón con un out en la octava entrada, un batazo que impactó en lo alto de la barda de jardín derecho-central, golpeó a un aficionado y cayó de regreso al campo. Se requirió de una revisión de la repetición para determinar que fue cuadrangular.

Alex Cobb (1-1) cargó con el revés al permitir cinco carreras en siete innings y un tercio.

Por los Yanquis, el dominicano Starlin Castro de 4-1 con dos producidas y una anotada. El venezolano Ronald Torreyes de 4-0 con una impulsada.


ADEMÁS EN DEPORTES




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente