La República Dominicana de hoy

El 16 de agosto de 2004 la República Dominicana había tocado fondo tras cuatro años de una gestión llena de sombras y con muy pocas luces, de escasas edificaciones y muchos escombros.
Ocho años después el rostro del país había cambiado mediante las realizaciones materiales del Gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Durante la campaña electoral de 2012, el entonces candidato Danilo Medina proclamó en reiterados discursos que Leonel Fernández había cambiado el rostro del país y que a él le tocaría cambiar el rostro de la gente.

Hoy miércoles se cumplen cinco años de aquella promesa de Danilo, y sólo los más obtusos opositores no reconocerán que miles de dominicanos realmente han sido impactados por las acciones del Gobierno actual, mediante la aplicación de un conjunto de políticas públicas que inciden directamente en los sectores más vulnerables de ciudades y campos.

Diversos y variados programas han llegado a esas poblaciones que no contaban y que han visto su situación dar un giro hacia la mejoría en muchos aspectos.

¿Cuáles son los elementos más relevantes en la agenda de realizaciones del presidente Medina?

Sin ninguna duda que sobresalen los esfuerzos para la implementación de la tanda escolar extendida, mediante la cual un elevado porcentaje del estudiantado del sector público ya permanece en los planteles escolares hasta las 4:00 de la tarde, lo que, a su vez, se traduce en una mejoría directa en la economía de miles de padres.

En igual o parecido nivel de impacto se pueden ubicar las visitas sorpresa, por vía de las cuales miles de hombres y mujeres agrupados en asociaciones han sido incorporados al aparato productivo, dejando de ser paupérrimos habitantes de los campos para convertirse en empresarios que viven de su esfuerzo.

Sólo estas dos iniciativas cumplen la promesa de Danilo de cambiar el rostro de la gente.

Sin embargo, se pueden citar decenas de hechos concretos que se suman como acciones dirigidas al logro de un mejor estándar de vida para los dominicanos.

Miles de estudiantes universitarios han sido favorecidos con becas en academias nacionales y del exterior, lo que les garantiza una formación que les abre un panorama alentador para el futuro.

Ahora bien, sin duda entre lo más destacable del Gobierno del presidente Medina hay que citar el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica que garantiza a todos los sectores navegar sin mayores sobresaltos.

Ha sido el más prolongado período de estabilidad que ha vivido la República Dominicana en democracia. Y en el horizonte no asoman presagios de que esto vaya a cambiar.

¿Pueden el país y Danilo sentirse conformes con lo alcanzado en sus primeros cinco años? Por supuesto que no.