¿Hasta dónde comer saludable y no Ortorexia Nerviosa?

Si nos tornamos extremistas con la idea de comer saludable podemos acusar Ortorexia Nerviosa, desorden alimenticio de impacto físico y psicológico.

Anorexia Nerviosa y Bulimia son conceptos generalmente familiares, pero si se trata de Ortorexia Nerviosa resulta algo menos escuchado a nivel popular.

Al igual que los dos primeros se trata de un desorden de la alimentación. El término fue acuñado por el doctor estadounidense Steven Bratman, autor de la obra “Healthy food junkies” (Adictos a la comida saludable), a finales de los 90.

Como sabemos, anorexia – bulimia, son enfermedades donde el individuo se conduce obsesionado con la cantidad de comida y su imagen física.

En el caso de la Ortorexia Nerviosa (del griego ortos, correcto y orexis, apetito), la persona se enfoca de manera anormal en la calidad o pureza de la comida, bajo una preocupación extrema de que lo que come le produzca daño.

Los individuos con Ortorexia se manifiestan permanentemente temerosos y ansiosos de que los alimentos sean incuestionablemente saludables y así monitorean rigurosamente todo cuanto se llevan a la boca.

Preocupados por estrictamente ingerir alimentos bajo determinados estándares de calidad o pureza, por ejemplo, sin colorantes, conservantes ni ningún aditivo químico; orgánicos, sin azúcar, sin gluten, sin grasa o proteína animal, sin sal, etc., pasan la mayor parte del tiempo pensando en cómo conseguir el tipo de comida a la medida de sus parámetros, al punto de trastornar sus relaciones y actividades en general.

Paulatinamente estrechan cada vez más la lista de alimentos idóneos, con lo que se exponen a desnutrición. Los ortoréxicos se privan de nuevas experiencias gastronómicas, por no comer no saludable.

Llegan a aislarse socialmente por la misma causa y se culpan y deprimen si fallan en el apego a su dieta.

Comer saludable es lo que todos debemos hacer para fomentar buena salud pero llevar ese propósito a conductas extremas connota patología.

Si bien este desorden aún no está descrito en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM siglas en inglés), la publicación de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría que contiene una clasificación de los trastornos mentales y describe las categorías diagnósticas, es tratado por nutricionistas entrenados en desórdenes alimentarios.

El límite entre el comer saludable y la Ortorexia puede establecerse en la respuesta a determinadas preguntas, por ejemplo: ¿Te hace tu dieta sentirte ser mejor que las otras personas? ¿Asumiste la comida saludable como una fuente primaria de felicidad y sentido o incluso espiritualidad? ¿Interfiere tu dieta con tus relaciones de trabajo, amistad o familia?, entre otras.