Almeyda tiene razón

Señor director: A propósito del artículo “Hay que entenderse”, quiero decir que aunque en ocasiones no comparto las opiniones del compañero Franklin Almeyda, en este caso él tiene razón. Aunque muchos compañeros del PLD y comentaristas enjuician a Franklin como si fuera un adversario del presidente Medina, la verdad es que se equivocan. Lo que pasa es que Franklin es una persona politicamente diferenciada cuando expresa lo que piensa.
Me recuerda un poco al filósofo Jean Paul Sartre cuando en 1964 rechazó el Premio Nobel de Literatura. Cuando un periodista le preguntó sus razones, simplemente dijo: “No tengo el carácter de una señorita, y si lo tuviera, eso me obligaría a fingir toda mi vida”. Si en nuestro partido, todos fueran como Franklin, diferenciado en lo que piensa y dice, solo ajustándose a lo que cree correcto para la sociedad y el mismo PLD, tal vez muchas pifias no se hubieran cometido.
Pedro Mendoza
Ciudadano

Igualdad en sector agropecuario

Señor director: En los presupuestos de estas y otras exitosas gestiones encabezadas por el señor Presidente de la República, licenciado Danilo Medina Sánchez, no ha sido posible que los sueldos de los profesionales y técnicos de apoyo al sector agropecuario sigan siendo de miseria en las diferentes instituciones del sector agropecuario del país.

Decir, señor director, que el mandatario realizó un reajuste salarial a los profesionales agropecuarios en el 2014 y el 2017, es decir, dejando al personal administrativo de todas las dependencias agropecuarias, llámese IAD, Agricultura, INDRHI, FEDA, entre otras.

Creemos que el señor Presidente de la República también debe, a través de sus colaboradores más cercanos de las distintas instituciones agropecuarias, una supervisión a los indiscriminados salarios que reciben los profesionales y técnicos de apoyo, que incluyen periodistas, abogados, contadores, sociólogos, que también realizan una labor encomiable a favor de la nación.

Consideramos que no es justo que los profesionales agropecuarios, agrónomos de las distintas dependencias agropecuarias se les haya elevado el salario mínimo a 35 mil pesos mensuales, dejando salarios a otros profesionales y técnicos que también necesitan cambiar las condiciones de vida de sus familiares.

Entendemos que el Presidente debe incluir en el nuevo presupuesto complementario de la nación del 2018 un reajuste salarial a todos los profesionales y técnicos de apoyo al Sector Agropecuario.
Sebastián Solís
Ciudadano