La salas de cine vivirán la dictadura de Sacha Barón

    Mientras un grupo de críticos, seguidores de Sacha consideran la película como otro gran acierto en su carrera, en especial porque es la primera filmada bajo el concepto de film y no de documental,  otros la consideran un trabajo sin fundamento y cuyo objetivo es sacar risas que no logra del todo. Sin embargo, en los que ambos grupos coinciden es en el hecho de que este nuevo proyecto queda por debajo de su dos anteriores cintas, Borat y Brüno, aún más del primero que del segundo.

    Es que las expectativas que dejó con Borat fueron demasiado altas para las siguientes, puesto que lo nuevo  siempre ofrecerá mejores números, con Brüno fue más el tratar de explotar aún más la misma mina. Aunque en todos ellos no cabe duda de la capacidad del actor para camuflarse y meterse en la piel de personajes totalmente disímiles.

    Controversial, irreverente, ha tenido problemas con el país de Kazakhstán por hacerlos quedar en ridículo con Borat, aunque luego le mandaron una carta de agradecimiento por el incremento en la solicitud de visas para conocer ese lugar. Luego, se echó de enemigos a los grupos homosexuales, por la cinta Brüno, en la que daba vida a un reportero de moda con inclinaciones por el mismo sexo. Ahora, con esta nueva cinta, aunque ha tenido éxito en Europa y América Latina, en Estados Unidos no le hizo mucha gracia. Lo que no podemos negarle es su increíble capacidad de mercadeo, que en esta ocasión le mereció la expulsión en la entrega de los Oscar, por no sólo ir vestido como el dictador, sino por esparcir en la alfombra roja las supuestas cenizas del extinto dictador norcoreano Kim Jong-II.

    En esta ocasión, trae “El dictador”, que cuenta la historia de un tirano que hace todo lo posible para que la democracia no llegue a su país. Sacha Baron Cohen se mete ahora en la autocrática piel del almirante general Haffaz Aladeen. Rico en petróleo y bastante aislado, el estado norteafricano de Wadiya lleva siendo gobernado por el vehementemente antioccidental Aladeen desde que éste tenía seis años, cuando fue nombrado líder supremo tras la desafortunada muerte de su padre, que dicen murió en un “accidente de caza”, alcanzado por 97 balas y una granada de mano.

    Entonces, desde que accedió al poder absoluto, el consejero de más confianza de Aladeen es su tío Tamir (Ben Kingsley), quien ejerce de jefe de la policía secreta, jefe de seguridad y proveedor de mujeres. Por desgracia para Aladeen y sus consejeros, el muy vilipendiado Occidente ha comenzado a meter las narices en los asuntos de Wadiya, y las Naciones Unidas han sancionado repetidas veces al país en la última década. Sin embargo, el dictador no va a consentir que un inspector del Consejo de Seguridad entre en sus instalaciones secretas de armamento.

    Después de que un intento de asesinarle le cueste la vida a otro de los ayudantes del líder supremo, Tamir convence a Aladeen de que vaya a Nueva York a solucionar la cuestión de las Naciones Unidas. Y así, el general Aladeen, Tamir y su séquito llegan a Nueva York, donde no son muy bien recibidos, pues la ciudad está repleta de exiliados de Wadiya cuyo mayor deseo es ver a su país libre del despótico régimen de Aladeen. Pero en la tierra de la libertad, a Aladeen le esperan muchas más cosas que unos cuantos expatriados furiosos y algunas sanciones indeseadas.

    Adicional a Ben Kingsley, también veremos a Megan Fox, que se personifica a ella misma, que durante la visita del dictador a Nueva York pacta una noche con la celebridad.

    Aquí te dejamos algunos de los tráilers.

    Dirección: Larry Charles. Duración: 83 min. Género: Comedia. Elenco: Sacha Baron Cohen, Anna Faris, Ben Kingsley, Jason Mantzoukas, Megan Fox y John C. Reilly.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorSambil será el centro comercial más grande de RD
    Noticia siguienteAvelino Abreu presenta el Audi Q3