La historia detrás de Dominicana Moda

    Algo tan perfecto no puede ser improvisado, es por esto que sus directivos (Mirka Morales, Sócrates McKinney y Fidel López) se reúnen todos los miércoles para planificar, con 3 años de antelación, el diseñador internacional que será el cierre y concepto de Dominicana Moda. Inclusive ya tienen programado cómo será su décimo aniversario que será el próximo año (2015).

    Pero ¿cómo surge la idea de crear la primera semana de la moda en República Dominicana?, el responsable de esta nos cuenta la historia.

    Lo primero que debes saber es que Dominicana Moda fue una idea que le propusieron a Sócrates Mckinney hace más de diez años atrás. Para entonces Sócrates producía desfiles de moda, y en un período del año se congregaron muchos en un mismo lugar: el Hotel Jaragua; es así como todo inicia. El gerente de ese momento le propone la idea de realizar una semana de la moda con el apoyo del hotel completamente, “al final no le hice caso” revela Sócrates.

    Pasan unos días y varias personas se le acercan preguntándole lo mismo: ¿Por qué no organizas la semana de la moda ya que haces tantos desfiles?”. En ese momento despierta un poco su atención la idea, al inicio la rechazaba por todas las complicaciones que traía consigo. Se decidió, tomó fuerzas y determinación para enfrentar la dimensión del proyecto, mentalizado desde el inicio como “marca país”, un gran todo. Fue entonces cuando llamó –sin pensarlo- a dos personas, que aparte de una amistad que compartían, había una admiración profesional; una de ellas fue doña Mirka Morales, “quién es la gran dama de las relaciones públicas, protocolo y las fundaciones” describe Sócrates y por otro lado Fidel López, “el mejor productor de este país”.

    Aunque no se conocen desde ahora, Fidel López quién es una clave en la armadura del proyecto, nos confiesa que conoce a Mirka hace unos 45 años. Después se encuentran cuando ella trabajaba como relacionista público de un medio de comunicación, “ella trabaja conmigo todos los eventos que realizaban” agrega López. Y su relación con Sócrates comenzó desde que inició hacer sus proyectos de moda, de agencia de modelaje.

    Por cuestiones de la vida el proyecto se durmió hasta el 2006 cuando hubo otro acercamiento oficial de parte de Hotel Embajador pero con otra vertiente, crear un desfile de moda en septiembre para conmemorar su 50 aniversario. “Al parecer este desfile causó un impacto tal que se me prendió una lucecita e inmediatamente llamó a Mirka y le comento que quiero proponérselo al hotel y le digo que por qué no lo hacemos a favor de la fundación de ciegos con la que ella colabora y se anima” nos cuenta el director creativo de Dominicana Moda.

    Ahí nace la idea de desempolvar lo que era Dominicana Moda, en ese entonces era “la semana de la moda” y presentarla. Con ansias llama a la gerencia del Hotel Embajador y le comenta que tenía un proyecto sobre una semana de moda y le responde “proponla”. Luego de buscar arduamente el documento, lo encuentra y “donde decía hotel Jaragua lo cambié por El Embajador” agrega.

    Lo mandé a las 10:30 AM y a las 11:30 me llamaron que teníamos reunión a las 2:30 PM. Y eso fue llamar a Fidel y a Mirka y arrancar. Ya para las 3:30 de la tarde teníamos el proyecto aprobado y con dos meses para realizarlo. Sócrates Mckinney.

    Así surge Dominicana Moda, de tres días, en un patín, con algo de ansías y  en el 2006. “Fue un evento que pidió el Hotel Jaragua y por cuestiones de la vida se durmió y surge en ese momento. Así se dio. Muy diferente de lo que mucha gente quiso pensar en el momento, que éste fue un evento que se le dio mucha cabeza” agrega. Por otro lado Fidel nos confiesa que DM surge de manera muy tímida de parte de patrocinadores y diseñadores.

    Desde un inicio se planeó como un proyecto marca país, una idea como de esta magnitud alberca muchos desafíos, listos para ser luchados por este trio. Lo que más le sorprendió a Mirka, Sócrates y a Fidel fue ver cómo DM logró rescatar el orgullo hacia lo dominicano en tan corto tiempo.

    Su  objetivo principal era posicionar la moda dominicana en el plano internacional, cuatro años más tarde se cumplió ese objetivo. O quizá un objetivo que se ha cumplido más de 70 veces en estos ocho años; ya que diseñadores dominicanos han presentado en pasarelas desde Canadá hasta Argentina, a través de alianzas estratégicas. “Es la manera de promovernos cuando no tenemos un apoyo estatal o una política de estado para promover la moda de manera internacional”. Uno de sus logros más aplaudidos fue el de unificar toda la moda dominicana, no tan solo desde el punto de vista textil desde vehículos, gafas, artesanías y carteras. “Esto ha tomado una forma más estructurada y con la mira a nuestra meta, que ha sido difícil, es posicionarnos como una plataforma de negocios tanto para el diseñador como para todas las industrias de la moda del país”.

    Gobierno vs. DM

    Aquí entra la demanda de parte de la directiva de la semana de la moda ante el gobierno dominicano; inclusive han tenido que tomar unas medidas ante el problema. En los últimos años han reducido el número de diseñadores emergentes ya que “sacamos profesionales con un sueño a un campo donde no hay empleo. No ganamos nada sacando a los diseñadores a otros países cuando no salimos por las grandes ferias internacionales donde van compradores. Ese tipo de apoyo que para una industria que hace, uno o dos años, aporta el 55% de lo que sale en exportación de divisas, se cae de la mata” cuenta McKinney. Por otro lado la directora general de reflexiona al tema diciendo “yo sé que no es una prioridad para el gobierno, pero ya es hora de que se vaya poniendo un acápite para la atención a la moda, es parte de la República Dominicana”.

    DM reclama el apoyo y la gestión del Ministerio de Industria y Comercio, Pro-industria, Cámara de Comercio a nivel nacional, CEI-RD, Consejo Nacional de Competitividad. “Todos estos estamentos, que tienen que ver con el comercio exterior, son los que tienen que estar en Dominicana Moda” dice McKinnet.

    De esta manera se crearía una política de estado efectiva para de esta manera poder consolidar nuestro posicionamiento en los mercados internacionales. Es una industria que con una política  de estado bien dirigida puede convertir en RD puede poner a RD en el hot de moda del caribe, tenemos una ventaja a favor, nuestra posición geográfica. De algo estoy segura y es que la directiva completa confirmó que Dominicana Moda ha tocado todas las puertas del estado y no han recibido un apoyo.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorAlgo más que tacto
    Noticia siguienteGuerreras de la lucha rosa