Abierto de Australia, última cita de Murray

Andy Murray, durante la emotiva conferencia para anunciar su posible retiro del tenis.

Andy Murray dijo entre lágrimas ayer que el Abierto de Australia podría ser su último torneo debido a una lesión en la cadera que lo ha molestado durante casi dos años.

Murray, de 31 años, dijo que entrenó antes del inicio de la temporada con el objetivo de despedirse en Wimbledon, en donde puso fin a una sequía de 77 años para un jugador británico, pero que no está seguro que pueda alcanzar su meta.

En una emotiva conferencia de prensa en Melbourne Park, en la que tuvo que salir brevemente de la sala poco después de comenzar, y necesitó varias pausas para recuperar la compostura, Murray dijo que no está seguro de qué tanto tiempo pueda seguir jugando.

“Voy a jugar. Aún puedo jugar a este nivel”, dijo Murray. “No a un nivel con el que esté contento, pero no es solo eso. El dolor es demasiado, en verdad”.

El tres veces campeón de Grand Slam dijo que planea iniciar su primer duelo ante Roberto Bautista Agut en el Abierto de Australia, en donde ha llegado cinco veces a la final pero nunca ha ganado el título. El torneo comienza el lunes

Murray se sometió a una cirugía en la cadera derecha en enero de 2018 y, después de dos breves intentos de volver a la gira, participó en tan solo 12 partidos en el año. Reapareció la semana pasada en el torneo de Brisbane, donde ganó su partido inicial pero cayó en segunda ronda ante Daniil Medvedev, en un encuentro en el que se le vio adolorido y con problemas para correr.

Ahora, posiblemente sea el más joven de los cuatro el que se retire primero. Con 37 años de edad, Federer llega a Australia intentando obtener el título por tercer año consecutivo y séptimo en total. Con 31 años, Djokovic es número uno del mundo y también busca su séptimo campeonato del Abierto de Australia. Nadal, de 32 años, es número dos y confía en extender su carrera varios años más.

Se había preparado para la temporada de 2019

Murray se había preparado para la temporada 2019 sabiendo que su carrera podría terminar en unos meses más. Durante su preparación, le dijo a su equipo que el dolor era demasiado y necesitaba fijar una fecha de retiro. “Hablé con mi equipo y les dije que no podía seguir haciendo esto, que necesitaba un punto final porque solo jugaba sin saber si el dolor iba a cesar”, dijo ayer.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorSNS juramenta al nuevo director del Jaime Mota
Noticia siguienteCombustibles suben entre $1.60 y $3.10; rompen racha de 17 bajas