¿Dará el tiempo para terminar las grandes obras del Presidente?

La presa de Monte Grande, después de Punta Catalina, es el segundo mayor proyecto de inversión asumido por el Gobierno.
Monte Grande terminaría con el horario arriba, Domingo Savio pudiera quedar sin concluir, y nada nuevo arrancará

Al presidente Danilo Medina se le está agotando el tiempo para ejecutar una serie de proyectos urbanísticos y de transporte que tiene en carpeta pero que todavía no han arrancado en firme pese a estar en la lista de obras del 2019.

Presentar nuevas infraestructuras para el presupuesto del 2020, cuya matriz está en fase de diseño, parece poco probable. Las preguntas giran en torno a si el mandatario podrá concluir en el actual período las obras en proceso y las anunciadas cuyo inicio ha sido lento.

A la gestión actual del presidente Danilo Medina le queda un año y dos meses, tiempo que podría ser suficiente para terminar algunas de las principales obras e infraestructuras de gran alcance iniciadas. Las dudas surgen en torno a las posibilidades para iniciar y terminar nuevas iniciativas, de ahora al 16 de agosto del 2020.

Hasta algunas de las obras anunciadas para ejecutar en la actual ejecución presupuestal, como el proyecto urbanístico Domingo Savio, corren el riesgo de quedar inconclusas y trascender al periodo actual.

Dudosa posibilidad de conclusión

Por el poco avance y los atrasos que reflejan y por la experiencia del tiempo consumido en obras similares anteriores, también pueden quedar sin terminar la segunda fase del Teleférico de Santo Domingo y las paradas interurbanas programadas para ser construidas en el Gran Santo Domingo este ano 2019, pero que aunque han sido licitadas, los trabajos en firme no han sido iniciados.

De las megas obras responsabilidad del Gobierno de Medina, la Central Termoeléctrica Punta Catalina es la única que tiene proyección de ser técnicamente terminada en esta gestión, aunque originalmente se previó que se haría en el primer periodo (2012-2016). Fue iniciada en el 2013. Tendrá un aporte de unos 720 megavatios de electricidad, generados a carbón, y el costo total de la obra es de alrededor de US$2,000 millones.

La otra mega obra importante, asumida por el Gobierno de Medina pero concebida en la administración 2008-2012, es el proyecto Monte Grande, que se espera sea inaugurada en el 2020. La obra es responsabilidad del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), cuyo director, Olgo Fernández, ha dicho que estaría lista en abril del 2020. Esta obra, la más trascendental para el Sur, con impacto directo en tres provincias, es un proyecto que aportará electricidad, agua potable y para irrigación, además de servir de control de avenida del río Yaque del Sur, sufrió retrasos porque el financiamiento original contratado con el Bandes de Brasil se cayó por problemas internos que enfrentó esa institución financiera, obligando al Gobierno dominicano a buscar otra fuente de financiamiento. El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) le concedió un crédito por US$249.6 millones, el cual fue firmado el 9 de abril del 2018.

El Proyecto Monte Grande, se encuentra ubicado sobre el río Yaque del Sur, en el paraje de Monte Grande, en la Provincia de Barahona. El Proyecto fue iniciado en 2009 con la rehabilitación y complementación de la presa de Sabana Yegua, obra que previamente existía y que fue parcialmente destruida por el paso por la región de los huracanes David en1979 y George en 1998. Para este 2019 tiene una asignación presupuestal de RD$3,108.0 millones.

De la nueva oferta de proyectos inmobiliarios del presidente Medina, el que aparenta mayores dificultades de ejecución, por su naturaleza y por el aparente retraso, es el Domingo Savio, que según las proyecciones abarca Los Guandules y La Ciénaga, sectores donde viven unas 13,000 familias. y unas 45,000 personas.

El costo total estimado del proyecto del Nuevo Domingo Savio ronda los RD$4,000,000,000, monto similar al que el gobierno invirtió para La Nueva Barquita, en el cual fueron sacadas de orillas del río Ozama unas 1,796 familias. En el presupuesto vigente tiene una asignación de RD$2,400 millones.

Las otras prioridades de inversión del Gobierno para el cursante 2019 son esencialmente en áreas del transporte, construcción y reconstrucción de escuelas, servicios básicos de salud, agua y saneamiento, la seguridad ciudadana, el transporte público y la infraestructura escolar y vial . Por esa categorización se asume que muchas de esas obras son de realización a corto y mediano plazo.

En el Presupuesto actual se contemplan La construcción, ampliación y rehabilitación de aulas con una inversión de RD$13,295.1 millones, mejora y construcción de infraestructura vial con un presupuesto estimado de RD$13,963.3 millones, y la construcción y remodelación de hospitales del sistema de salud pública con un estimado de RD$8,013.0 millones
Asimismo, la construcción de la segunda línea del Teleférico de Santo Domingo con un presupuesto estimado de RD$4,000.0 millones. Este proyecto no muestra mucha celeridad.

Se prevé para este año la ampliación del “Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1” a la Zona Este para las provincias de La Altagracia, Hato Mayor, El Seibo y Samaná, con un gasto total estimado de RD$2,466.6 millones. Es uno de los programas más valorados del Gobierno por lo que se espera su ejecución sin demora.

MOP tiene en carpeta tres circunvalaciones

El plan de inversiones directamente vinculadas a la Presidencia de la República contempla construir estaciones interurbanas de pasajeros en el Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional, para cuyo propósito se consigna en el presupuesto actual una partida de RD$1,200.0 millones. Esas infraestructuras, aunque licitadas en su mayoría, no han avanzado en firme, excepto la del parque del Este que tiene un conflicto legal que la mantiene paralizada. Como obras de mayor impacto, cuya ejecución recae en el Ministerio de Obras Públicas, están en presupuesto la conclusión de la circunvalación de Azua, la construcción de la Circunvalación de Baní y la tercera etapa de la de Santo Domingo.
Los proyectos de alianzas con el sector privado, como Ciudad Juan Bosch, son ejecutados por el sector privado y marchan según su programación, luego del retraso inicial.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorDe nuevo vuelve a juicio caso Torre de Plata
Noticia siguienteCAASD advierte sigue la reducción de agua