Criollos imponen su estilo en San Diego; acaparan la atención

Manny Machado, izquierda, es el encargado de la moda y Franmil Reyes de la música con los Padres. Cortesía Padres de San Diego
En el equipo de los Padres se sirve mucha comida dominicana, suenan El Alfa y Romeo Santos y, además, hay un código de vestir que se sale de lo tradicional

Baltimore, Maryland, Estados Unidos.- Desde que se entra al camerino de los Padres de San Diego, hay señales claras de que las cosas han cambiado. La presencia dominicana ha cobrado más fuerza y se nota en muchos detalles, como, por ejemplo, el de la moda en la ropa que usan cuando están de viaje.

La música que se escucha es diferente y a todo nivel, lo que deja claro que ya no son los tiempos de Tony Gwynn, Benito Santiago, Carlos Hernández ‘El Chamo’ o Trevor Hoffman sino de Manny Machado, Eric Hosmer, Franmil Reyes, Manuel Margot y Fernando Tatis III. ‘PRRA PRRA’, es lo que se escucha en el camerino de los Padres, y por supuesto, cuando ganan. Esta canción de Bad Bunny y Arcángel con el título de ‘Tú no vive así’, es la preferida por Franmil Reyes, el encargado de poner la música del equipo (el DJ) a la hora de ganar.

“Ese coro (equipo) lo tengo encendido”, expresó Reyes a elCaribe con su gran sonrisa que lo caracteriza. “Tira unos cuantos tiros, y ya sabes cómo pone al equipo”.

Las grandes bromas de ‘Franaminal’, como también le dicen a Reyes, tienden a girar en torno a la música. Es el motor del equipo, y no solo elige las canciones, también las entona como hizo junto a su compañero de equipo, Chris Paddack, con la interpretación de ‘I Will Always Love You’ previo al partido ante los Orioles en esta ciudad de Baltimore.

“Es el Big Papi moderno”, manifestó el receptor de los Padres, Austin Hedges. Con la voz de Franmil, de 23 años, se amenizan los vuelos del equipo, los viajes en autobuses, el camerino, el campo y hasta en la cueva (el dugout).

Indudablemente, los jugadores de Grandes Ligas tienen una relación especial con la música, y ahora se está volcando más hacia el ritmo latino.

“Los demás jugadores que son americanos les gusta nuestra música, la bailan y hasta la colocan a la hora de batear o lanzar. Estamos cambiando lo que ellos mismo consumen”, indicó el patrullero Manuel Margot.

En el camerino, no solo escuchas al boricua Bad Bunny o al dominicano El Alfa, también hay espacio para los nuevos temas de Romeo Santos, las bachatas de Anthony Santos o algún merengue clásico de Juan Luis Guerra.

Las diversas tareas

En este equipo las tareas están divididas. Manuel Margot es el encargado del departamento de ‘humo y grasa’, como ellos llaman a la comida, Franmil en los controles de la música, Eric Hosmer y Manny Machado, vestuario y Tatis, el animador del equipo (en baile) y dinamismo en el terreno de juego.

Fernando Tatis III, quien llegó para quedarse en el ‘Big Show’, ha traído de sus raíces de San Pedro de Macorís, su alegría y chispa, además del aura de la reciente corona de las Estrellas Orientales, con su famoso ‘chop’ (móchalo).

El famoso “chop”, que inicia en La República Dominicana como un símbolo de respeto hacia los trabajadores de la caña, ahora se ha hecho popular en las Mayores, gracias a ‘El Niño’, como le llaman a Tatis III. Es más, el luchador estadounidense John Cena le comunicó a Tatis III, vía Twitter, que quizás vería su movimiento en la prestigiosa WWE.

Cada vez más el sabor dominicano se siente en una cultura muy diversa como la de San Diego y con un clima muy similar al de la nación dominicana. La comida quisqueyana, que está incluida en las dietas diarias de Reyes, Margot, Mejía, Tatis y Perdomo preparadas por un chef con raíces dominicanas dentro del equipo, está atrayendo a los demás jugadores.

En el buffet, antes y después de juego, se incluyen platos como el chivo, arroz, habichuelas, sancocho, locrio, mondongo, mangú y otras variedades más que son preparadas por el chef Yasser, de origen dominicano por su madre y de padre árabe. “Aquí se come de todo, y los americanos les gusta nuestro sazón”, sostuvo Margot, quien fue el prospecto número uno en San Diego, en el 2016.

Los jugadores de los Padres, en especial los seis dominicanos que conforman la alineación más Hosmer (con raíces cubanas por su madre) y los demás peloteros, tienen un grupo entre ellos en el que comparten los restaurantes a los que acudirán y el vestuario, entre otras cosas.

Uno de los restaurantes latinos que cada vez más está siendo frecuentado por los jugadores es el Tropical Sabor Bar and Grill Parrilladas en San Diego, donde sirven comida latina y los peloteros se sienten muy a gusto con el servicio.

“Eso sí, esta vez, la parrillada toca en mi casa. En los días libres vamos rotando en qué casa toca hacer la juntadera. Y quiero muchas carnes, que yo como mucho”, exclamó Reyes desde el otro lado del camerino mientras se preparaba para salir a practicar.

Mientras, los jugadores esperan la hora para salir al terreno a competir, se relajan con música, jugando barajas, dominó o simplemente, con los chistes de Reyes, que cada vez son más populares.

“Su personalidad es más grande que su persona” sostuvo el dirigente Andy Green. “Reyes habla con todos, y puede interactuar con todos”.

Hosmer y Machado, los principales veteranos y líderes del conjunto de los Padres, no solamente tienen en sus hombros la ardua tarea de guiar a los más noveles, también son los encargados de la moda en la Gran Carpa.

Hoy en día, los jugadores de San Diego se proyectan como íconos de estilo en el béisbol estadounidense.

“Inició desde los entrenamientos, tenemos un grupo y ahí comentamos cómo será la vestimenta en la ruta, y realmente uno se siente bien, uno le da un poco de vida al Instagram. Los fanáticos quieren cosas nuevas”, agregó Margot.

“Tratamos de hacerlo un estilo de vida, tratamos de lucir bien donde sea que vamos, es algo diferente que estamos tratando este año cuando jugamos fuera. Tenemos que usar trajes para los vuelos, y todo el mundo está tratando de llevar su estilo a otro nivel”, dijo el inicialista Eric Hosmer a elCaribe.

Estos peloteros han abrazado los códigos de vestimenta imponiendo su propio estilo, con toques de originalidad. Se atreven a las tendencias más excéntricas y se florean con prendas llamativas, convirtiendo el túnel de cada estadio en su propia pasarela con los detalles de su vestimenta tan calculados como su régimen de calentamiento.

Reyes es el que acapara todas las miradas con sus estilos únicos y diferentes.

“El tipo viste, se puede poner lo que sea, y te dice que lo real es lo de él”, mencionan sus compañeros de equipos.

“Me gusta mucho seguir al Big Papi (David Ortiz), y me fijo en ese flow que tiene ese hombre. Sigo bastante páginas de moda en Instagram, y cuando voy a las tiendas me gusta hacer una mezcla”, resaltó el jardinero, que ha disparado 25 cuadrangulares en esta temporada.

Yasser, chef de San Diego, de madre dominicana.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorCirculará obra de León David sobre autores clásicos
Noticia siguienteCibao FC inicia con ventaja en el Torneo Clausura de la LDF