José Méndez: “Toda la vida el olor del pan me generó una gran inquietud”

Es el propietario de la Panadería y Repostería Chelo, un proyecto que arrancó en 2005 y que ha caminado bien

A José Antonio Méndez (Chelo) el olor del pan siempre le generó inquietud y a menudo se movía junto a sus amigos a lugares donde había panaderías. Fue un hábito que alimentó por años, hasta llegar a trabajar con personas a las que hoy día agradece mucho, porque le dieron oportunidades.

“Luego de un largo trayecto recorrido y de múltiples experiencias, decidí entonces emprender en el año 2005 mi propio proyecto”, le cuenta Chelo al periódico elCaribe, en una conversación a media mañana en Panadería y Repostería Chelo, el emprendimiento creado por él. Está ubicado en la calle María Trinidad Sánchez número 57, La Joya, provincia Santiago Rodríguez (al Norte del país).

Hay amigos como Néstor Estévez que definen a Chelo como una persona preocupada por los problemas sociales de la comunidad donde reside. Y lo hacen porque Chelo ofrece apoyo en áreas como el deporte. “Estoy ligado al mundo del pan desde niño; desde hace 22 años, porque en mi barrio siempre hubo negocios de este tipo. Pero siempre que puedo colaboro con distintas causas”, expresa. Su empresa inició hace 15 años.

Chelo laboró en la panadería más vieja que tiene Sabaneta, uno de los municipios de la provincia Santiago Rodríguez. Para entonces nada era como hoy día. “Mi hermano era quien hacía los caballitos, que es uno de nuestros productos principales, y yo hacía los coconetes. Los hacíamos y los horneábamos”, rememora. Esos caballitos a los que hace referencia son algo así como las denominadas “masitas”, pero bien diseñadas.

“Son una delicia. Y si la combinas con queso de hoja, ahí es mucho mejor”, indica. Sabe comercializar lo que hace y no pierde tiempo para hacerlo. A partir de 2007 el empresario dio un nuevo salto. A la elaboración de caballitos y coconetes le sumó panes. “Recuerdo que iniciamos trabajando con 30 libras de harina en una cubeta o una ponchera. Un primo nos ayudaba en eso”, cuenta con satisfacción.

Lo que dice Chelo es revalidado por su amiga Zaidy, quien aprovechó para hablar sobre los valores del emprendedor “liniero” (de la Línea Noroeste del país). “Chelo es una persona muy aplicada y colaborador. Ha sabido esforzarse para llegar donde está”, le aseguró Zaidy a un equipo de periodistas que visitó la Panadería y Repostería Chelo, atendiendo a una invitación formulada, como parte de un viaje a Santiago Rodríguez.

En sus inicios como comerciante a Chelo no resultó fácil: “Tenía que transportar en una passola los caballitos. Eran tiempos difíciles”, recuerda. Pero pudo crecer. Actualmente elabora una amplia variedad de productos. Son más de veinte, según calculó, cuando le respondió una pregunta a un periodista que le entrevistó durante la visita.

Las ventas que realiza Chelo son regionales. Comercializa en la línea Noroeste y espera expandirse más allá.

El hecho de saber que no está solo en el mercado y que la competencia es grande, constituye un reto para él. “Siempre será así y eso nos obliga a trabajar más. No inventamos con la calidad. Incluso, espero tener muchos más proyectos en varios años, lo que indica que estoy más que comprometido con seguir haciéndolo bien, como ha sido siempre”, sostiene.

Poco antes de mostrar las distintas etapas que agotan los productos que elabora, previa salida al mercado, el empresario asegura que cada día camina por la innovación, en lo que es la panadería. Tiene planes de ir al área de repostería, en la que aún no ha incursionado.

“Y en adición a eso me estoy preparando para ser suplidor del desayuno escolar”, informa, respondiendo a una pregunta que le ha dirigido el periodista Augusto Valdivia, de la Fundación Municipios al Día.

El propietario de Panadería Chelo tiene rutas de comercialización y responde a pedidos que le realizan para envío por delívery. Tiene 18 vendedores independientes, a quienes les entrega los panes a consignación y dos vehículos para las ventas fuera de la ciudad.

El negocio es generador de mano de obra; tiene 24 empleados, que operaran en las áreas de distribución, empaque, de dulce y otros espacios.

“Pero aquí usamos también las redes sociales y los medios de comunicación locales, como la radio para promovernos. Lo importante es llegar a más y más clientes”, asegura. Se le puede ubicar a través del 809-299-2176 y 809-580-9212.

“Les aconsejo a quienes tengan una idea sobre un proyecto, no rendirse nunca, creer, confiar e innovar. El que no innova, no avanza”, plantea.

La inversión que piden

Chelo es uno de muchos emprendedores que hay por todos lados en la provincia Santiago Rodríguez, con sus municipios Sabaneta, Monción y Villa los Almácigos. Esas demarcaciones han pedido al Gobierno poner más la atención, al momento de distribuir la inversión pública. Buscamos la proyección de la provincia hacia el exterior y que se conozcan las virtudes y el potencial que tiene esta provincia, en términos de ecoturismo y muchas áreas”, han dicho.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorDos fuegos afectan negocios y viviendas
Noticia siguienteArchivan querella contra general de PN