Pastas secas o frescas: ¿cuál es la mejor opción?

Las pastas frescas son suaves, absorben con facilidad los matices de las salsas. Además de estas bondades, están libres de aditivos y conservante.
Las pastas frescas son una opción saludable. Estas se pueden combinar con un amplio abanico de salsas, ensaladas, carnes y vinos

La pasta se presenta en diferentes variedades: seca, fresca, simple, rellena, corta, larga, integral, verde, negra, etc. Actualmente, es más común el consumo de pastas secas, porque son las que se consiguen en el supermercado de manera práctica y económica, sin embargo, el verdadero origen de las pastas es casero, de manera artesanal y frescas, así lo asegura Silvestre Merlino, chef ejecutivo del Restaurante La Cosenza.

Merlino, quien es de origen italiano, explica que la principal diferencia entre las pastas frescas y las secas es la absorción de sabores de una respecto a la otra. “Las pastas frescas son suaves, absorben con facilidad los matices de las salsas. Además de estas bondades, están libre de aditivos y conservantes”, agregó.
Otra característica a destaca, es que este tipo de pastas marida es mejor con pescados y mariscos.

Los ingredientes para elaborar una pasta fresca se resume en harina blanca, harina de sémola y huevos. La mezcla y el amasado son vitales para conseguir la masa adecuada. Debe ser refrigerada durante una hora y luego aplanar la masa hasta conseguir un espesor adecuado para dividirla y darle la forma de preferencia. “En países como Italia, Uruguay y Argentina se consume con regularidad la pasta hecha en casa”, explicó por otro lado Estefanía Zeballos, gerente del restaurante italo-uruguayo.

De acuerdo a Zeballos, para lograr un maridaje perfecto con las pastas se recomienda acompañar con un vino tinto, una pasta hecha a base de salsa de tomate. Mientras que las pastas con salsa marinera con un vino blanco seco le dará el punto deseado. Si en el plato hay cangrejos y langostas un vino blanco o un espumante seco. “Tener conocimiento de cómo aprovechar al máximo y combinar de forma ideal lo que degustaremos permite que comer no sea una simple acción del día, sino una experiencia placentera que esperamos vivir y repetir”, manifestó Zeballos.

Diferencia entre pasta seca y fresca

En cuanto a las diferencias, el chef Julio Zeballos estableció las siguientes:

• La pasta fresca, es hecha en el momento con un proceso más artesanal.

• No se somete a ningún proceso de secado y dura menos que la pasta seca.

• Se conserva en el refrigerador, máximo dos días.

• Su cocción es más rápida (4 minutos) que la pasta de caja seca.

• Su textura es más suave y el sabor (si está al dente) mucho mejor.

• Mientras que la seca, se hace con  sémola de trigo y se seca hasta que no tenga ningún residuo de agua.

• La fresca se conserva durante más tiempo sin necesidad de estar refrigerada.

• Existen más de 400 variedades de pastas secas y su elaboración.

• La pasta seca se deshidrata por unos cuatro días (tradicionalmente al sol).

• Se cuece más lento que la pastafresca, alrededor de 10-15 minutos.

• Su textura es agradable, siempre y cuando se cocine bien y al dente (que se muerda con facilidad y no sea muy suave).

• Su proceso es más industrial.

• Se puede encontrar en tiendas de auto-servicio y en supermercados. En la mayoría de las casas, es lo que más se consume.

Silvestre Merlino, Julio Zeballos y Estefanía Zeballos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEstablece orden en boletas de partidos
Noticia siguienteLuis Vargas, 40 años de éxitos y sigue fuerte desde “la raíz”