La historia real de Romeo y Julieta

Compartir
Representación de la muerte de Romeo y Julieta.

Parada mi hija Fiora frente al balcón más famoso del mundo: el de habitación de Julieta, y luego de salir de la supuesta tumba de la joven (Convento Franciscano de Corso, templo donde los enamorados efectuaron sus bodas) y su amado Romeo, me escribió una nota por WhatsApp preguntándome si aquello era del todo real.

El famoso balcón en la casa de los Capuletto y la abierta tumba, en realidad no son… Antes de explicarles esto, pido su anuencia para contarles que...

Sin dudas, la más famosa obra de William Shakespeare es la que originalmente fue titulada La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta, escrita probablemente en 1597. Sin embargo, es asombroso el periplo que ha dado esta obra para llegar hasta nosotros.

El enigmático Shakespeare es el autor de ella que por antonomasia aceptamos como válido. Empero, el Bardo partió para escribirla de un poema de 3,020 versos, La Trágica historia de Romeo y Julieta (1562), atribuido a Arthur Brooke; aunque muchos aseguran que su real autor es Edward de Vere.

Pero… ni Vere ni Brooke son los autores del poema dramático citado. Serían, apenas, responsables de una traducción y adaptación libre de la publicación francesa de una novela corta de Mateo Bandello, titulada La sfortunata morte di dui infelicissimi amanti, che l’uno di veleno e l’altro di dolore morirono, con varii accidenti (La desafortunada muerte de dos amantes infelices, que de veneno y dolor murieron, con varios accidentes), de la cual tengo diferentes versiones en italiano y en español.

En 1567, un clérigo londinense, William Painter, imprimió una colección de sesenta relatos en prosa, adaptados de originales italianos y franceses, con el título de The Palace of Pleasure. En el grupo estaba la obra de Bandello.

El punto de partida para los autores ingleses (y para el mismo Lope de Vega con su Catelvines y Monteses, publicada en 1647) es la versión francesa de Pierre Bouistau y François de Belleforest, titulada Histoires tragiques de… En esa versión alteran los apellidos originales que utilizó Bandello.

Shakespeare toma los apellidos Capuletto y Montesco de ella. También son los franceses quienes incluyen el suicido de Julieta mediante una daga.

No obstante, la trama tampoco es original de Mateo Bandello, que sólo sería el narrador final (¿?) de la trama adaptada a Verona. Bandello tomó “prestada” la historia a Luigi da Porto, primero que usa los nombres de Romeo y Giulietta, y traslada el suceso a Verona con el título Historia novellamente ritrovata di due nobili amanti…

¡Al parecer ya sí tenemos el árbol genealógico completo de la obra! Tampoco eso es cierto. Sus peripecias continúan...

Luigi da Porto, a su vez, tomó “prestada” una obra titulada Mariotto y Giannozza (1476), de Masuccio Salernitano (Tomaso Guardati era su nombre real); escritor anticlerical italiano, nacido en Salerno, perseguido y prohibido por la Inquisición. Su obra apareció en una colección llamada “Novellino”.

¿Terminó ahí el periplo de la obra? Pues no. El escritor griego Jenofonte Efesio escribió la novela, Habrócomes y Antias (a finales del siglo II), que fue el punto de partida de Masuccio para su historia sobre los jóvenes amantes Mariotto Magnanelli y Gianozza Saraceni.

Detrás de Romeo y Julieta hay una sucesión de plagios. Hasta la misma ciudad de Verona ha publicitado como suyas unas leyendas absolutamente ajenas. ¡Qué mentirosos!

Empero, los escritores solemos decir que en Literatura copiar está permitido sólo cuando el delito va acompañado de asesinato. Ha sido el caso. Las obras escritas sobre “Romeo y Julieta”, antes o después de Shakespeare, son muy inferiores a la del Poeta de Avon. Por eso les autorizo a...

Perdón que me interrumpa… Nunca contesto llamadas cuando estoy escribiendo; pero mi hija Renata me ha pasado una nota urgente. Me han citado a la Cancillería porque Italia, Francia, España y Grecia piden extraditarme. Me acusan de... menosprecios literarios. El caso peor es el de la ciudad de Verona: ¡Quieren mi cabeza en una pica! Me acusan de… indiscreto.

Tendré que atender este asunto y por ahora cerrar el… ¡Telón!

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEl enero de Leonel
Noticia siguienteEtanislao: un ebanista que saca lo mejor de la madera