Protección personal: ¿mascarillas o respiradores?

Los expertos recomiendan los respiradores, porque protegen de ciertos agentes contaminantes en el ambiente.
Cuando hablamos de protección respiratoria debemos preguntarnos cómo protegernos y con qué. Los respiradores son los aconsejados frente al coronavirus

La demanda de equipos destinados a la protección personal, conocidos mayormente, a nivel internacional, por las siglas EPP, se ha disparado y no sólo por parte de los servidores del sector salud, también los ciudadanos comunes están procurándose de manera individual barreras físicas para protegerse debido al brote del nuevo Coronavirus ( 2019-nCov).

Aunque en nuestro país no se ha registrado el primer caso, se aprecia un considerable aumento en la demanda, principalmente de mascarillas por ser la vía respiratoria la principal de contagio, aunque no la exclusiva. La demanda global es tal que el director de la OMS, doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha advertido que ya el mundo enfrenta una escasez crónica de equipos de protección personal como guantes y mascarillas autos filtrantes, recomendados para facilitadores sanitarios.

La mayoría se hace la idea de que comprando una mascarilla estándar, de esas que venden en ferreterías y tiendas, está a salvo, y no es así.

Ya médicos especialistas han señalado que las mascarillas simples no protegen significativamente porque son objetos sueltos, sin filtros de aire y dejan los ojos descubiertos, aunque si evitan que los estornudos o la tos salpiquen a otros. Más efectivos son los respiradores, según expertos en seguridad.

Pocos conocen la diferencia entre uno y el otro. Ante ese escenario, con el objetivo de edificar a la población sobre el particular hemos abordado a una experta en seguridad, Yomeris Cepeda, de la empresa SOS, Protección Integral.

¿Qué diferencia hay entre mascarilla y respirador?
Cuando hablamos de protección respiratoria inminentemente debemos preguntarnos como protegernos y con qué deberíamos de hacerlo. Para ello es fundamental conocer las opciones existentes y las diferencias entre unas y otras.

Un respirador es un equipo de protección personal que está diseñado para proporcionar protección respiratoria al trabajador y/o persona frente a distintos tipos de agentes contaminantes.
La mascarilla se usa para proteger a otras personas de contagio, ejemplo: los médicos y enfermeras la usan en las clínicas para evitar que cualquier virus o bacterias puedan afectar a otros a través de la saliva al hablar.

Mientras que el respirador lo protege a usted de ciertos agentes contaminantes en el ambiente donde se encuentre. Estos agentes contaminantes pueden ser: virus, bacterias, partículas, humos metálicos, vapores, gases, etcétera.

Atendiendo al tipo de agente contaminante dependerá el tipo de respirador o equipo de protección respiratoria que debería usar, para ello existe una gran variedad a elegir según cada caso.

¿Qué institución certifica los respiradores?
En Estados Unidos, el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH, por sus siglas en inglés).

¿Qué otros aspectos hacen la diferencia entre mascarilla y un respirador?

Existen algunas diferencias claves entre un respirador y una mascarilla, algunas son:

La mascarilla generalmente no posee información de regulaciones colocada en el producto, mientras que el respirador incluye los datos de la certificación NIOSH.

La mascarilla mayormente tiene una sola banda elástica lo que no permite un completo ajuste. En cambio, el respirador posee doble banda elástica para mayor y mejor ajuste en ambos lados evitando cualquier agente contaminante.

La mascarilla no posee estándar de filtración por lo que no se puede considerar que cantidad de partículas puede filtrar. El respirador contiene material filtrante que cumple con normas internacionales.

Es importante saber además que para una mejor protección deberá tener ajustado adecuadamente el respirador, esto garantiza su efectividad.

¿Qué recomienda al ciudadano común?
Asesorarse de un experto en productos de protección personal quienes están capacitados para edificar sobre las características de cada EPP, dependiendo la necesidad, tantos desechables como reusables. Los centros educativos y de salud, hoteles y otros lugares donde se da la aglomeración de personas deben ser bien asesorados antes de hacer la inversión en este aspecto importante de la salud.

Aparte de los consejos de la experta Yomeris Cepeda, vale advertir que no debe haber pánico entre los que carecen de acceso a mascarillas o respiradores. A falta de estos, siguen siendo válidas las recomendaciones estándares de mantener la higiene, taparse la boca, lavarse las manos con frecuencia y no tocarse la cara. Con estas precauciones se minimizan los contagios de las afecciones respiratorias.

Mascarillas
Las mascarillas simples no protegen lo suficiente a quienes las utilizan, debido a que es un elemento suelto y sin filtro de aire.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSe elevan a 1,868 los muertos coronavirus
Noticia siguienteBHD León exhibe documental Santo Domingo en Madrid