Canó y su encargo especial para el 2020

Robinson Canó conectó 13 cuadrangulares y remolcó 39 carreras en 107 partidos con los Mets la estación pasada.
El dominicano será una de las piezas importantes para que los Mets de Nueva York compitan en la venidera campaña

Cada campaña de las Grandes Ligas trae consigo a peloteros con un encargo especial. Robinson Canó es uno de ellos para la contienda de este 2020 que se iniciará el próximo 26 de marzo.

Golpeado fuertemente por las lesiones en la pasada estación, el dominicano lleva hasta el momento un buen entrenamiento con los Mets de Nueva York, un equipo llamado a competir en la venidera temporada en su División Este de la Liga Nacional, la zona donde están los campeones de 2019, los Nacionales de Washington.

Desde 2007 hasta 2017, el nativo de San Pedro de Macorís jugó en al menos 150 partidos por campaña, pero en la campaña anterior, su primera con los Mets, apenas vio acción en 107 encuentros. Tuvo frecuentes visitas a la lista de incapacitados por molestias en cuádriceps y en las piernas.

Un promedio de bateo de .256, un porcentaje de embasarse de .307 con 13 jonrones hablan de su peor rendimiento en muchos años en las Mayores. Los Mets necesitan más de ahí y todo comienza porque se encuentre en óptimas condiciones de salud.

En días recientes, el dirigente de los Mets, el también dominicano Luis Rojas, habló con elCaribe sobre sus expectativas con relación a Canó para la próxima campaña, su primera al mando de la tropa con sede en Queens. “Robinson va muy bien hasta ahora, pronto lo veremos en acción. Todos sabemos la clase de pelotero que es, lo respetado que es y espero primero que esté saludable y luego que responda como nos tiene acostumbrados”, manifestó el capataz Rojas sobre el intermedista.

“Robinson será clave en lo que queremos hacer esta campaña. Va bien en su proceso de recuperación, esperamos que accione lo suficiente para que comience la temporada bien, pero su calidad y su veteranía nos deben servir de mucho”, añadió Rojas en la conversación telefónica desde Port St. Lucie, Florida.

Producción esperada

El último gran año de Canó fue en 2016, cuando disparó 39 cuadrangulares y remolcó 103 carreras con Seattle. Bateó para .298, con un porcentaje de embasarse de .350 y, además, conectó 195 imparables y anotó 107 carreras.

No es que estuvo mal en la venidera estación. Mandó 23 pelotas para la calle y tuvo 97 impulsadas con Seattle.

Es esa versión la que necesitan los Mets para que aporte a su ofensiva en 2020. Los Mets tienen picheo, que es encabezado por el dos veces ganador del premio Cy Young de la Liga Nacional, Jacob deGrom. Rick Porcello, Marcus Stroman y Noah Syndergaard, entre otros, componen una rotación tan profunda como la de cualquier equipo en el negocio.

A Robinson le quedan cuatro temporadas de contrato. Ganará 24 millones de dólares por estación hasta el 2023. En 2024, él volverá a la agencia libre.

Tiene buenos números en su paso por las Grandes Ligas. Es el dueño de una que podría cerrar con 3,000 imparables. Ya fue campeón en 2009 con los Yanquis y los Mets desean que aporte en grande para ese logro en este 2020.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorMonseñor Bretón ve el país peligra ante inestabilidad
Noticia siguienteGrullón se une a grupo selecto en la Vuelta