Banco de Alimentos: a la espera de donantes para poder ayudar más

La institución pertenece a la iglesia católica y tiene una junta directiva que monitorea todos los movimientos que se hacen.
La institución ayuda a 7,000 personas de 70 instituciones de niños abusados, de ancianos y adictos en rehabilitación

El Banco de Alimentos de República Dominicana llamó a los grandes empresarios y cadenas de expendio de alimentos a que no destruyan los productos cuyos envases estén abollados, pero tienen sano su contenido, porque van a ser muy necesarios.

El pedido parte de un panorama que ya es preocupante: la pandemia del coronavirus o COVID-19 podría conducir a una hambruna y es preciso aprovechar al máximo lo que se tiene.

“Todas esas grandes cadenas alimenticias, importadores, los que manejan la parte de arroz, habichuela, pasta, galletas, cereales y otros productos que puedan ser donados, que llamen al Banco de Alimentos, que con las precauciones y siguiendo los protocolos indicados por la Organización Mundial de la Salud y la red que agrupa a los bancos de alimentos a nivel mundial hacemos la recolección” le dijo a elCaribe la directora ejecutiva de la institución, Julina Staffeld.

El Banco de Alimentos es una institución privada, sin fines de lucro, que trabaja para reducir la pérdida y desperdicios de alimentos, mediante del rescate y donación de productos, los cuales distribuye a instituciones con inseguridad alimentaria. En este país atiende unas 7,000 personas a través de 70 instituciones de niños y niñas abusados o abandonados, hogares de ancianos y adictos en rehabilitación, entre otros.

Se van organizando de tal manera que no haya contacto entre una y otra institución, evitando exponer al personal de la institución y a las personas que van por la entrega. “Nosotros, en el Banco de Alimentos, veníamos sufriendo una pequeña merma en la recolección de alimentos, ya que acabamos de pasar por dos procesos electorales, como fue el de febrero y el de marzo. Esto nos ha tomado un poco desabastecidos, no obstante hemos seguido rescatando, pero enfocados más bien en productos no perecederos, es decir, los que tienen mayor duración, entre ellos: jugos enlatados, granos, botellas. Todos los productos de corta duración no los estamos tomando por el tema de la logística, porque no podemos entregar los alimentos con personas aglomerándose. Pero este martes vamos a recoger frutas y vegetales, porque recibimos una gran donación de hongos frescos. Para complementar esa donación vamos a darles algunos productos congelados que tenemos y cosas como esas”, explicó Julina Staffeld, en una conversación telefónica.

Aunque está trabajando al mínimo, el banco no ha cesado las operaciones. “Hemos ido entregando y rescatando. El Banco de Alimentos trabaja con organizaciones que ya están depuradas, que son algo así como miembros del banco. Son instituciones con las que tenemos compromisos todos los meses, porque se ha formalizado un acuerdo de cooperación”, expresó.

Y agregó: “De las instituciones normalmente vienen de a dos y tres personas cada una. Se nos está haciendo un poquito complicado porque también tenemos mucho menos personal de lo poco que ya éramos”, dijo la directora ejecutiva del Banco de Alimentos.

Tiene la preocupación de que si hay un cierre de puentes, eso pueda afectar a la institución de donación, porque ya tiene camiones que están en distintas partes del país recogiendo alimentos para continuar abasteciéndose y distribuyendo a las instituciones, según la necesidad de ellas, según la cantidad de personas que estén atendiendo, la distancia y su facilidad de transporte hacia el banco.

Labor permanente

La entidad logró el pasado año rescatar más de 250,000 kilos de alimentos, los cuales fueron traducidos en un millón 368 mil raciones alimenticias.

“Para este año 2020, pretendemos, con el favor de Dios y la ayuda de empresas del sector alimentario sobrepasar los 300,000 kilos rescatados, fortaleciendo nuestras operaciones en el agro, así como en las grandes cadenas alimenticias, para impactar a más personas e instituciones beneficiarias”, dijo Staffeld.

Los donantes que quieran sumarse pueden comunicarse al (809)481-9196 y de ahí coordinar para que ésta retire. Si esos donantes desean, pueden pasar al banco a llevar directamente, previa coordinación del personal de logística.

Hay firmas de renombre entre los colaboradores

Entre las empresas que están donando figuran: PriceSmart, Grupo Ramos, Nestlé, Grupo Corripio, Pepsico, Profruveca, Producto Monte Fresco, Hongo del Caribe y los invernaderos de Ocoa. En existencia hay aún una buena cantidad de cereales, productos congelados, bebidas energizantes y otros productos, suficientes para abastecer por este mes y el que viene las instituciones que dependen del Banco de Alimentos. El banco pertenece a la iglesia católica y tiene una junta directiva, que ha estado monitoreando y al frente de todos los movimientos que se hacen. Esas personas que conforman la junta directiva son empresarios independientes, pero eso no quiere decir que esas empresas tengan incidencia en el banco, sino ellos (los empresarios) como personas físicas.

Pasa en la RD
Según la FAO (año 2014) cerca de 1.1 millones de kilos de alimentos terminan en la basura cada semana en este país.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorUnos 35 países han pospuesto elecciones
Noticia siguienteMuere madre Eligio Jáquez, vicepresidente del PRM