Uniore también atribuye a la JCE fracaso de comicios

Compartir
Fallos en el voto automatizado provocaron suspensión de elecciones.

La Misión Técnica de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) que evaluó la razón por la cual no cargaron las boletas electrónicas del voto automatizado dijo ayer que estas fallaron porque no se realizaron pruebas ni se implementaron controles que permitieran verificar el correcto funcionamiento de los equipos previo a su distribución hacia todo el país.

La Junta Central Electoral (JCE) presentó ayer dicho informe de 20 páginas, en el que Uniore afirma que si la responsabilidad de los hechos descritos si bien, podría inferirse recaen en buena medida en la Dirección Nacional de Informática de la JCE, sería incorrecto depositar en el personal técnico de forma exclusiva esa responsabilidad, debido a que la misión no pudo “evidenciar la ausencia de puntos de control y mecanismos de coordinación entre las diferentes instancias de la JCE responsables del proceso electoral”. Sostienen que el proceso de carga de la boleta electrónica en las urnas fue modificado poco antes de las fallidas elecciones municipales, hecho que marcó el inicio de una serie de eventos que, según explica, finalmente terminó con una situación fuera de control el día de las elecciones.

“La carga de las boletas electrónicas formaba parte del proceso de clonación de los equipos, sin embargo, al trasladar las actividades de carga para realizarlas en los procesos de personalización de los equipos, se incluyó una rutina distinta a la que había sido exitosamente probada y utilizada en las Elecciones Primarias de 2019. Esta nueva rutina se incluyó, sin suficientes pruebas y controles para garantizar su adecuado funcionamiento”, señala el organismo.

Uniore afirma que el problema de las boletas electrónicas incompletas reportado el día sábado 15 de febrero, fue detectado por una revisión casual en un colegio electoral, cuya alerta, asegura, dio origen a todo un despliegue por parte de la Dirección Nacional de Informática de la JCE, ente que mediante su personal técnico improvisó una solución que implicaba revisar las 9757 que ya habían sido instaladas en todo el país y reconfigurar de manera remota todas las que presentaron la boleta electrónica incompleta.

“La gestión del incidente el día sábado 15 de febrero presenta un operativo de abordaje de todos los equipos, que resultaba materialmente imposible de realizar en el tiempo que tenían disponible, dado que se requería movilizar a técnicos de soporte, supervisores técnicos, delegados de partidos políticos a todos los colegios electorales del país, para realizar un proceso de reconfiguración de los equipos”, apunta.

Cambios en el cronograma

En las conclusiones de su informe, el organismo que fungió como observador en los últimos procesos electorales, apuntó, además, que el cronograma electoral de actividades inicialmente definido para los meses de enero y febrero del 2020, especialmente a lo que respecta a la definición de las candidaturas, sufrió cambios sustanciales que impactaron en las demás actividades. Los equipos automatizados costaron al país RD$1,000 millones.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorAlcaldía instala tráiler para prueba COVID-19
Noticia siguienteQue haya algún aprendizaje