Llama la atención en San Juan de la Maguana mata de guineo con parición de cinco racimos

BARAHONA.- En los últimos años en algunas provincias de la zona sur del país, matas de plátanos y guineos han tenido parición desde 3 y hasta 8 racimos, llos dueños de los terrenos donde estos casos han ocurrido,  atribuyen a manifestaciones de la madre naturaleza y otros a una bendición divina.

El último de estos casos acaba de ocurrir en el patio de una vivienda, propiedad del señor Domingo Decena, ubicada en el sector Còrbano, provincia San Juan de la Maguana, donde una mata de guineo parió cinco racimos con siete manos cada uno, lo que hacen un total de 35 manos.

"Mi suegro me regaló una cepa de guineo la cual sembré en el patio de mi casa y cuando llegó su tiempo parió cinco racimos, cosa que me sorprendió porque anteriormente solo había visto parición de dos y tres racimos", comentó sorprendido Decena, de acuerdo a un video que circula en las redes sociales, donde se ha hecho viral.

Este caso ha llamado la atención de los demás comunitarios, quienes visitan con frecuencia la casa de Domingo Sena ver personalmente el árbol de la musácea, quién atribuye el caso a una bendición de la naturaleza.

Anterior a este caso, años atrás ocurrieron otros en Barahona, en el municipio de Neyba, provincia Bahoruco y en Pedernales, de la provincia del mismo nombre.

El caso de Barahona: Mata con 7 racimos de plátanos

Se recuerda que en el mes de junio del 2010 la casa del doctor Gilberto Suero Cavallo, ubicada en la calle Nuestra Señora del Rosario esquina María Montez, se convirtió en el centro de atención de los barahoneros, tras en el patio de la misma una mata de plátanos echar una parición de 7 racimos.

En esa ocasión, Suero Caraballo declaró que la cepa del árbol se la había regalado un amigo residente en Neyba, quién le dijo que la cultivará y preservara porque era de muy buena calidad.

Dijo que luego de haber crecido, el árbol comenzó a dividirse en la parte superior, y luego parió uno, dos, tres racimos hasta llegar a siete, algunos de los cuales comparten el mismo tallo. «Es para mí un honor, recibir en mi casa a todo aquel que quiera presenciar este raro caso», comentó Suero Cavallo.

El caso de Neyba: Mata de guineo con 8 racimos

En septiembre del 2013, La naturaleza se manifestó maravillosamente en el patio de una casa, situada en el barrio La Cuaba del municipio de Neyba, provincia Bahoruco, donde una mata de guineo parió  8 racimos.

La dueña de la casa, una señora identificada como Nereyda, atribuyó a una manifestación de las tantas conque la naturaleza sorprende a los humanos.

La imagen de la mata parida que vez fue publicada en el Fan Page de Club NeIba Adelante Inc., convertido la referida casa en uno de los principales centros de atención de esa localidad, debido a la gran cantidad de curiosos que se presentaban a diario al lugar, a presenciar este milagro de la naturaleza.

En Pedernales mata con 8 racimos

Otro de estos raros casos se produjo en el mes de junio del 2015 cuando una mata de guineo parió también 8 racimos, en una propiedad del productor Ceferino Velásquez, ubicada en el paraje El Mogote del municipio de Pedernales.

Se recuerda que días antes en el patio de una vivienda, propiedad de la señora Isabel Méndez González, ubicada en la calle Central 21 del sector Miramar del referido municipio fronterizo, otra mata de guineo tuvo una parición de 6 racimos.

Algunos comunitarios no ven nada extraño en estos casos, porque, a su juicio, la naturaleza es muy amplia y compleja, la cual cada día que pasa, da grandes sorpresas a nivel mundial.

Pero la mayoría los atribuye a una bendición divina, que se manifiesta más en pueblos de las provincias San Juan de la Maguana, Barahona, Pedernales, Bahoruco e Independencia.

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorTemístocles Montás: Desesperación de oposición le lleva a actuar con irresponsabilidad
Noticia siguienteComisión Salud del CRD alerta que fumar aumenta la propagación del coronavirus