Multitud recibe a peregrino y marcha en Puerto Plata

Compartir
Cientos de personas recibieron en Puerto Plata a Mildomio Adames, quien llegó a la provincia caminando desde Santo Domingo anunciando el fin del coronavirus. La multitud marchó violando las medidas contra el COVID-19. El Gobierno y el obispo Julio César Corniel Amaro condenaron el hecho, mientras el alcalde Roquelito García negó que lo haya apoyado.

Puerto Plata. Mildomio Adames, quien se autoidentifica como “El Peregrino” alborotó a Puerto Plata y a todo el país, luego de congregar a una multitud que se solidarizó con su iniciativa, en medio de la orden de alejamiento que las autoridades han dispuesto en país para controlar la propagación del coronavirus.

Adames llegó a Puerto Plata desde Santo Domingo la mañana del domingo, con una cruz de madera a cuesta, como parte del recorrido que se propone hacer a nivel nacional.

A su llegada a San Felipe de Puerto Plata, curiosos y hasta religiosos se sumaron al peregrinaje que se convirtió en algo parecido a una concentración política. Mildomio Adames dijo que salió de la capital el pasado lunes 20 del cursante mes de abril y tiene como misión ir visitando todos los pueblos de República Dominicana donde lleva el mensaje de que la población debe volverse a Dios.

Como si fuera un profeta, vaticinó que tras su llegada esta ciudad, que registra 13 muertes por coronavirus, quedará libre de la enfermedad.

Durante el trayecto recorrido salieron a su encuentro una gran cantidad de ciudadanos quienes a pesar del aislamiento social se le acercaron y muchos hasta se arrodillaban, en vista que dicho hombre exhorta a la gente humillarse ante Dios para evitar castigos divinos.

Adames asegura que es un mensajero de Dios y no se preocupa cuando lo catalogan de loco o fanático religioso, ya que cumple su misión de ir de pueblo en pueblo “llamando la gente al arrepentimiento ya que el Todopoderoso pudiera derramar su ira sobre el país”.

Tras el incidente, el director de la Policía, Ney Aldrin Bautista, suspendió al coronel Bell Fernández, comandante de Puerto Plata.

Obispo condena procesión

Ante el escándalo que esta acción ha generado, las reacciones no se hicieron esperar, y a través de un comunicado, monseñor Julio César Corniel Amaro, obispo de la Diócesis de Puerto Plata, condenó la irrupción en la Catedral San Felipe Apóstol de un grupo de personas dirigida por un supuesto iluminado, por el peligro que representa como fuente de propagación del coronavirus .

Explicó que cuando el grupo llegó a la catedral. que estaba cerrada, éstos abrieron forzosamente una puerta y entraron al templo, donde permanecieron por unos 10 minutos y luego se retiraron tras un mensaje de quien dirigía el grupo.

En tanto, el gobernador provincial, Iván Rivera dijo que se trató de una “gran irresponsabilidad” de la Alcaldía del municipio.

Alcalde afirma que no apoyó la manifestación

Mientras, el alcalde Roquelito García reaccionó ante las acusaciones que se le han hecho de apoyar esta acción. Aclaró que no permitió ni patrocinó dicha actividad, alegando que se trata de una campaña calumniosa y difamatoria de sus adversarios políticos. Sin embargo, el dirigente del PRM precisó que la presencia del Peregrino, quien salió desde la región este del país, contó con el aval de los cuerpos de seguridad pública. Con relación al equipo de sonido utilizado por el peregrino y el cual fue usado en su campaña, explicó que le fue prestada a un grupo de la comunidad que lo solicitó para la difusión de música religiosa. Reiteró su compromiso de actuar en controlar la propagación del COVID-19.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir
Noticia anteriorOro amortigua impactos económicos del COVID-19
Noticia siguienteGobierno dice marcha fue una irresponsabilidad