Por tercer día consecutivo, trabajadores zona franca Barahona protestan exigiendo pago completo de salario

BARAHONA.- Continúan hoy miércoles las protestas iniciadas el pasado lunes por los trabajadores de la empresa la zona franca  industrial “The Wil-bes Dominicana”, porque a su juicio, los ejecutivos de la misma no observan las disposiciones de Salud Pública para protegerlos de ser contagiados por el coronavirus, como habían prometido.

Los trabajadores desde el pasado lunes queman neumáticos y esparcen escombros que impiden la entrada a la empresa textil de capital coreano, que tiene sus instalaciones en el distrito municipal de Villa Central.

Ayer durante el desarrollo de las protestas se produjo un enfrentamiento entre trabajadores y agentes policiales que acudieron a la zona a restablecer el orden en el que resultó herido de bala Abraham Medina, de 24 años, residente en el sector Jarro Sucio, quién según dijo la uniformada, supuestamente enfrento a los policías con un arma artesanal de los denominadas "chilenas".

La Policía dijo que, tras ser registrado en los archivos de la institución, Medina quién junto a lo ocupado, será puesto bajo control del Ministerio Público tan pronto se le el alta en el Jaime Mota, figura con tres registros por casos diferentes.

Este fue conducido de inmediato a la emergencia del hospital Jaime Mota donde los médicos de turno certificaron que presenta herida por arma de fuego tipo proyectil, con entrada y salida en la pierna derecha, por lo que quedó recluido en el centro asistencial.

El pasado lunes los ejecutivos de la empresa reiniciaron las labores en horario de 7:30 de la mañana a 3:30 de la tarde con el 85 por ciento del personal, tras comprometerse que cumplirían a cabalidad con las medidas sugeridas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud Pública, para evitar contagio de su personal por el coronavirus.

La medida que estos se comprometieron a implementar para evitar contagio de su personal, fueron que cada empleado estaría en fila, con una distancia de dos metros, mascarilla, guantes, mientras que a la entrada de la nave un personal debidamente protegido le tomaría la temperatura a cada uno de ellos y luego serán desinfectados con gel de mano.

Además, que ninguno de ellos podría conversar entre en sus labores, ni en la hora del almuerzo, entre otras acciones, por el bienestar de la comunidad y evitar que estos, sus familias y los ejecutivos de la empresa textil, sean contagiados por el COVID-19.

Los trabajadores comenzaron sus labores, pero pasado algún tiempo se dieron cuenta que los empresarios no estaban cumpliendo con lo prometido, por lo que estos decidieron iniciar una jornada de protesta para que se establecieran las medidas preventivas de salud y se les pagara su salario normal completo, acción que siguió ayer martes y se recrudeció hoy miércoles.

La empresa de capital coreano que tiene sus instalaciones en el distrito municipal de Villa Central, reinició sus labores con el 85 por ciento de su personal en horario de 730: de la mañana a 3:30 de la tarde.

"No se puede trabajar por el momento en un lugar donde nosotros estamos expuestos a contraer el COVID-19, a recibir un salario muy por debajo de los RD$11, 500,00 que es el normal de un trabajador de zona franca, entre otras cosas que redundan contra nosotros y nuestras familias", dijeron voceros de los obreros.

 

 

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorAIRD: Apertura gradual de economía es necesaria bajo condiciones de control del COVID-19
Noticia siguienteCODEHUMA denuncia atropellos contra ciudadanos en Mao