Los sindicatos apoyan apertura escalonada

Negocios cerrados en una calle del sector de Villa Consuelo, una de las zonas comerciales más diversificadas de la capital.

Los representantes de las principales centrales sindicales del país han coincidido en que la economía debe ser reabierta poco a poco, aunque tomando en cuenta las recomendaciones de los profesionales de la salud en esta crisis sanitaria.

Los dirigentes sindicales Rafael –Pepe—Abreu, Jacobo Ramos y Gabriel del Río Doñé, hablaron del tema durante una conferencia de prensa virtual que convocaron ayer en ocasión de la celebración del Día Internacional del Trabajo.

Para el presidente de la Confederación Nacional de la Unidad Sindical (CNUS), Rafael (Pepe) Abreu, la economía dominicana debe ir retomando su normalidad de forma progresiva.

“Si se hace con disciplina y control, y nosotros como trabajadores asumimos una postura de disciplina personal también, se pueden ir abriendo áreas de la economía paso a paso”, dijo Abreu, quien agregó que esa decisión debe ser tomada partiendo de las recomendaciones médicas y científicas. Advirtió que “un estado de confinamiento permanente no lo aguanta prácticamente nadie, mucho menos en estas condiciones”.

Visión de la CNTD

En tanto, el presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD), Jacobo Ramos, manifestó igualmente que la reapertura debe hacerse de forma paulatina en aquellas empresas que tienen la forma de garantizar la seguridad de sus trabajadores en medio del impacto del COVID-19.

Lamentó que el día de ayer haya encontrado al país con más de 850 mil trabajadores suspendidos por sus empleadores y que han tenido que acogerse a los programas de ayuda social de la Presidencia de la República.

“Nos encuentra el primero de mayo con sectores que quieren que los trabajadores tengan que pagar la crisis de esta situación”, señaló Ramos, al tiempo que denunció “la falta de equidad social que falta en el mundo, sobre todo en la República Dominicana”.

Hizo un llamado “a los empresarios que todavía no han sido solidarios con los trabajadores, a que se manifiesten. Los trabajadores son los que menos tienen en esta situación económica tan difícil”.

Además, pidió al Gobierno intensificar las iniciativas de ayuda en esta pandemia “para que los trabajadores del sector informal, que están sin protección, se vean más beneficiados”. Asimismo, exhortó a la Administración de Danilo Medina a convocar a un diálogo “para salir de esta crisis”.

“Es necesario que todos los sectores conversemos, porque evidentemente el impacto de a crisis en términos económicos será sumamente devastador. La única manera que podemos restablecer de manera positiva nuestra economía es todos unirnos”, añadió.

Gabriel del Río

El presidente de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), Gabriel del Río, también respaldó que las empresas vuelvan a su ritmo habitual, “de a poco, siempre que haya un diálogo entre todos los sectores, y la protección sea una garantía”.

Durante la semana que concluye se han producido pedidos de diferentes actividades económicas pidiendo formalmente la reapertura gradual de las operaciones para los sectores cuyas operaciones están suspendidas por el estado emergencia decretado por el Gobierno, dentro del paquete de medidas adoptadas para frenar la expansión del COVID-19. La primera sugerencia fue del economista Andy Dauhajre.

Ferreteros, repuesteros y mipymes quieren abrir

Las asociaciones de Ferreteros, de Importadores y Detallistas de Repuestos Automotrices, los constructores, el sector electrodoméstico han sugerido que se abran las operaciones de sus actividades. También la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), representantes del sector Mipymes, del sector automotriz, de talleres, y decanos de escuelas de economías de diferentes universidades han respaldado la idea, formalmente expuesta por el economista, Andrés Dauhajre hijo (Andy) el lunes en elCaribe.

Empresas que operan son de áreas limitadas

Desde que se decretó la emergencia nacional, solo las áreas alimentos y distribución de alimentos, supermercados, colmados, seguridad, canteras y minas, gasolineras, agroindustrias, empresas de medicamentos y productos de higiene, agricultura , procesadores de arroz, sector financiero, generadores de energía, las tele comunicaciones y los taxistas. El Gobierno estudia un borrador de reapertura gradual de la economía en cinco etapas, comenzando en mayo en curso y concluyendo en agosto próximo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorLa gente sigue como si nada en las calles del GSD
Noticia siguientePC llama a impulsar el ordenamiento territorial