Exigen agua potable en Palmarejo Villa Linda

Moradores se apostaron en las calles.

Comunitarios de diferentes sectores del distrito municipal Palmarejo Villa Linda, Santo Domingo Oeste, denunciaron que desde hace varios años no están recibiendo el servicio de agua potable, viéndose obligados a comprar a alto precios los camiones cisternas para poder realizar los quehaceres domésticos.

Nelson Muñoz, presidente de la junta de vecinos Nueva Esperanza de Alondra, señaló que tienen que dejar de comprar y pagar otras cosas para suplirse de agua.

“Pagamos desde 900 pesos hasta 1,700 por un camión, ya que la promesa de las autoridades de la Corporación de Acueducto y Alcantarillo de Santo Domingo (CAASD) no es cumplida en su totalidad”, indicó.

Informó que después de acudir, en varias ocasiones, a la CAASD lograron que se haga el trabajo de conexión de tuberías, pero debido a una avería en los tanques y en la bomba no duraron ni seis meses recibiendo agua.

En ese sentido, Martín De Paula, quien fue aspirante a regidor de la zona, expresó la precariedad en la que viven los munícipes. “No es por exagerar, pero tenemos más de un año sin recibir una gota de agua y las autoridades no se acuerdan que estas comunidades existen”, dijo.

Otras quejas de los munícipes

Los moradores de los referidos sectores, también se quejaron de que el patrullaje es nulo por la zona, lo que es aprovechado por bandas de delincuentes que se apoderan de las calles en perjuicio de los munícipes.

Otros de los problemas que padece el distrito municipal, es falta de asfaltado e intervención del Gobierno con ayudas de raciones alimenticias ante la pandemia.

“Ni el primer camión con las raciones, ni entrega de mascarillas, pero mucho menos la realización de pruebas rápidas para detectar el virus”, expresó Altagracia Lantigua, presidente la junta de vecinos Palmarejito.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir
Noticia anteriorVolvió al redil
Noticia siguienteEn medio de quejas, URBE traslada familias