Madres

En Estados Unidos una abuela y sus nietos pudieron tener un abrazo “anti coronavirus” tras meses de separación. El apretón presencial “seguro” lo posibilitó un dispositivo denominado “Abrázame otra vez”, especie de biombo de plástico flexible con dos agujeros para introducir los brazos, también cubiertos con plástico protector suave. Como elCOVID-19 impide los abrazos, algo había que hacer y la creatividad felizmente atendió esa necesidad. Si hablamos de un abrazo vital, ese es el de madres e hijos, por lo cual mañana, Día de las Madres, los reconfortantes mimos abundarán en las familias dominicanas, de cualquier manera. Serán el gran bálsamo para nuestro país renovar sentimientos de fe y esperanza, en medio de dolor y luto por la pandemia. ¡Felicidades a ellas, reinas del amor! l

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorRecordando a mi madre
Noticia siguienteUn nivel superior