EEUU pone freno a trabajadores extranjeros

Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitió ayer una orden ejecutiva que prohíbe la concesión de visados para ciertas categorías de trabajadores extranjeros hasta 2021 para potenciar el empleo entre los estadounidenses, amparándose en la idea de “EE.UU. primero”.
“Como parte de nuestros esfuerzos por la recuperación de ‘Estados Unidos primero’, el presidente ha decidido suspender ciertos tipos de visados hasta final de este año”, dijo un alto funcionario de la Administración estadounidense en una llamada con periodistas organizada por la Casa Blanca. Esta decisión pretende proteger a los trabajadores estadounidenses después de la pérdida de empleos en medio de la pandemia del coronavirus y, según el Gobierno, evitará que empleados foráneos “ocupen” unos 525.000 puestos de trabajo.

La congelación se aplicará a visados que utilizan empresas para captar talento en el extranjero, especialmente en el sector tecnológico, pero también en otros como el hotelero.

En concreto, puso freno a la emisión de nuevos visados de los tipos H-1B, H-2B, H-4, L-1 y J-1 y tarjetas de residencia (“green cards”) hasta al menos el próximo 31 de diciembre.

Entre los visados afectados se encuentran el H-1B, que está diseñada para ciertos trabajadores cualificados, como los empleados en la industria tecnológica; el H-4, que son para las parejas de estos empleados; así como visados L-1, que están destinados a directivos que trabajan para grandes corporaciones.

Los permisos de empleo H-2B, para trabajadores de los sectores hoteleros y de construcción, y los J-1, que son para investigadores y profesores de investigación y otros programas de intercambio de trabajo, como las becas de empleo, también se verán paralizados hasta enero. La orden excluye a trabajadores agrícolas y algunos empleados de atención médica e incluye una exención especial para l 20,000 proveedores de cuidado infantil que vienen a Estados Unidos como niñeras.

La decisión tiene como objetivo “maximizar las oportunidades para los trabajadores estadounidenses de encontrar empleo”, en unos momentos en los que el índice de desempleo en el país se encuentra en el 13.3%. El Gobierno dijo queexisten compañías, como Disneyland o la telefónica AT&T, que utilizan un mecanismo de subcontrataciones de empleados extranjeros que limitan las posibilidades de trabajo para los nacidos en el país.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorMaduro está dispuesto a conversar con Trump
Noticia siguienteEl Arzobispado tiene positivos al COVID-19