Los dominicanos salieron a votar sin miedo al COVID-19

La aglomeración afuera de los recintos fue la norma. Escuela Nuestra Señora de la Altagracia, Herrera. Danny Polanco
Los centros de votación lucieron abarrotados durante todo el día. Ciudadanos violentaron el distanciamiento social, pero utilizaron mascarillas

El deseo de salir a votar de los capitaleños en las elecciones presidenciales y congresuales que se realizaron ayer, fue mayor que el temor a infectarse del COVID-19, pues desde tempranas horas del día los recintos electorales lucían abarrotados y así se mantuvo a lo largo del día.

Pese al llamado a mantener el distanciamiento social y el protocolo de la Junta Central Electoral, de retirarse del recinto luego de votar, los dominicanos hicieron filas sin un mínimo de distancia, y en la mayoría de los sectores populares del Gran Santo Domingo, los votantes y militantes de los diferentes partidos, se quedaron merodeando todo el perímetro.

A lo interno de la Escuela República de Costa Rica, del sector Los Ríos, se cumplió al pie de la letra la distancia y la asistencia de la Policía Militar Electoral, pero afuera fue todo lo contrario. Decenas de negocios informales improvisados de ventas de comida, incluso freidurías con tanque de gas instalado, así como proselitismo y venta de bebidas alcohólicas.

En Cristo Rey, el panorama era muy similar. Los alrededores de los planteles se convirtieron en “colmadones móviles” donde los votantes se quedaron a “refrescarse”.

En Villa Juana, las aceras parecían comandos de campañas.
Próximo a la Escuela República Dominicana, en la Calle Seibo, había carpas instaladas con dirigentes, instruyendo a militantes y munícipes cómo debían votar por el tema, de que es la primera vez que se les entregan tres boletas en unas elecciones presidenciales y municipales.

María Trinidad, habitante de la zona, dijo a reporteros de elCaribe, que “ni siquera soy de este partido, pero me explicaron que es una cara por boleta, y cuál es mi mesa, y hasta en el número del padrón donde estoy”.

En sectores de la circunscripción 1 del Distrito Nacional, la realidad era otra. Los ciudadanos se retiraban inmediatamente terminaban de sufragar.

En el recinto del Colegio Babeque, donde votó el candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), en el sector Piantini, no hubo conglomerado y los votantes se retiraban inmediatamente ejercían su derecho.

La circulación vehicular en el Ensanche Quisqueya era la muestra que en los colegios el tumulto fue nulo.

Las mascarillas y guantes no faltaron, geles antibacterial y los dispensadores de alcohol tanto en sectores populares como en los de clase alta.

De hecho, se notó que desde los propios partidos políticos se le distribuyó a su militancia unos equipos contentivos con material aislante de virus: mascarillas, lentes, guantes y gel.

“La idea es que nuestra gente salga a votar, y hay que facilitar todo lo que necesiten”, dijo un dirigente del Partido de la Fuerza del Pueblo a elCaribe, en un recorrido por el sector Arroyo Hondo.

Largas filas y poco distanciamiento físico en centros de votación de SDN

En el municipio Santo Domingo Norte las elecciones presidenciales y congresuales se desarrollaron sin ningún inconveniente y con gran asistencia de ciudadanos, desde jóvenes, ancianos hasta personas con discapacidad.

A las afueras de los centros de votación se registraron largas filas y aglomeraciones de personas que no estaban cumpliendo con el debido distanciamiento físico para evitar contagios de la Covid-19.

El ambiente en los alrededores era bastante acalorado, ya que las personas se quedaban hablando y circulaban muchos vehículos, entre ellos se encontraban los simpatizantes o delegados de los principales partidos políticos.

Durante el recorrido realizado por reporteros de elCaribe, las quejas por la lentitud del proceso era una constante, mientras a las personas envejecientes, con discapacidad y embarazadas se les daba un trato preferencial.

Ya dentro del recinto la situación era otra, pues los auxiliares y policías militares electorales organizaban en las filas a las personas para que estuvieran separados mientras esperaban su turno para ejercer su derecho al voto.

El protocolo sanitario elaborado por la JCE, como desinfectar cédulas y marcadores, se cumplió en la mayoría de los recintos de este municipio visitados por reporteros de este medio, mientras que otros esta medida no fue implementada.

Por ejemplo, en varios colegios electorales ubicados en la Escuela Básica Cruz Grande, del sector Ceuta de Villa Mella, los funcionarios electorales no desinfectaron las cédulas, ni tampoco los marcadores, ya que estos se encontraban en el pódium de votación previo a que la persona sufragara.

Lo mismo pasó con la medida de rociar alcohol en las manos de los ciudadanos que ingresaban a los centros de votación, es decir, hubo lugares donde esto no era implementando.

No utilizaron las mesas auxiliares

Las mesas auxiliares que se implementaron en las pasadas elecciones para ayudar a las personas que no pueden subir escaleras a ejercer su derecho al voto, ya sea por su edad o alguna condición física, no se utilizó en la mayoría de los centros de votación en este municipio.

Envejecientes con bastones y otros casi sin poder caminar tuvieron que hacer un esfuerzo para poder subir las escaleras y votar en sus respectivos colegios electorales.

Los policias y miliares electorales eran los que estaban ayudando a caminar a los ancianos, quienes acudieron masivamente a las urnas.

Los votantes se estaban quejando de que no dispusieron de esas mesas para que la votación sea más ágil y segura.

“Esto es un abuso, mi mamá vino a votar y mira cómo es que tratan a la gente, así no se puede”, expresó una ciudadana que acompañó a su progenitora a la Escuela Otilia Peláez, ubicada en Sabana Perdida.

Así fueron las elecciones en Santo Domingo Oeste

Por tercera vez en lo que transcurre del presente año los dominicanos acudieron a las urnas para votar, pero esta vez para elegir a un nuevo presidente que conducirá por cuatro años los destinos del país y a los representantes ante el Congreso Nacional.

Ayer los electores del municipio de Santo Domingo Oeste, votaron con cierta fluidez, con menos quejas y retrasos, y con medidas evidentes para protegerse ante el coronavirus.

El municipio de Santo Domingo Oeste, cuenta con 271, 943 electores, divididos en 491 colegios electorales y 82 recintos, demarcación que cuenta con 58 aspirantes de 10 partidos políticos que compitieron por siete posiciones en la Cámara de Diputados.

En el recinto de votación, ubicado en el centro educativo Nuestra Señora La Altagracia del sector Herrera, el proceso se inició a las 7:00 de la mañana. En este lugar, los votantes acudieron masivamente, a diferencia de otros recintos del municipio, donde la afluencia era baja en las primeras horas de la jornada.

El uso de mascarillas por parte de votantes, miembros de la seguridad electoral y funcionarios de las mesas, fue un común denominador en todos los recintos, como medida de prevención ante el coronavirus.

Las elecciones: marcada por las aglomeraciones

Sin embargo, el equipo de elCaribe durante el recorrido por el municipio de Santo Domingo Oeste, pudo observar que el aislamiento físico en las inmediaciones de los centros de votación fue casi imposible, como fue el caso de los recintos de votación ubicados en la escuela primaria Rosario Evangelino Solano, en Hato Nuevo y la escuela Gonrrado Mieses, en Manoguayabo.

De igual manera representantes de la organización no gubernamental Participación Ciudadana, informaron a este diario que el proceso electoral arrancó bien en varios recintos del municipio y que el material llegó a tiempo.

“Hasta el momento el proceso está marchando en orden. Se arrancó a la hora pautada que era, a la 7:00 de la mañana, las filas fluye con rapidez y hasta el momento no habido ningún problema”, expresó Cristian Abreu, observador de la mesa electoral 1375 A del recinto de votación escuela Iván Guzmán Klang, en el sector Engombe.

De igual manera, Moisés Pérez, quien fungió como observador de la organización Participación Ciudadana, dijo que los votantes, funcionarios de las mesas y personal de seguridad, mantenían un estricto protocolo durante el proceso electoral ante el coronavirus.

“Todo va normal, con cierta fluidez y dentro del recinto de votación se está llevando a cabo el proceso bajo el protocolo de las autoridades. El único problema es que afuera de la escuela se pierde el aislamiento físico”, expresó Pérez.

A pesar de que el proceso transcurrió con normalidad, de acuerdo a los reportes de los periodistas de elCaribe que se desplegaron por varias demarcaciones del país, en algunos recintos electorales las votaciones comenzaron con un leve retraso.

A más de 45 minutos de la hora pautada para iniciarse las elecciones, el proceso no se había iniciado en el recinto que funciona en la sede del municipio Los Alcarrizos del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani). El retraso se debía a que varios de los funcionarios electorales no habían llegado.

SDE, apegado a normas sanitarias

En cumplimiento con los protocolos sanitarios y con total normalidad se desarrollaron ayer las elecciones presidenciales y congresuales en el municipio de Santo Domingo Este.
Durante la cobertura de este diario en lo concerniente a este proceso, se pudo apreciar que en al menos siete colegios electorales de la Zona Oriental, las votaciones para elegir las nuevas autoridades transcurrieron en calma.

De acuerdo con Lucila Mejía, presidenta de la mesa en el colegio 998C de ese centro, la asistencia fue buena. “Todo transcurre con normalidad. Aquí hay 497 votantes, de los que han ejercido el sufragio la mayoría”, comentó. Igual panorama se observó en el Centro Politécnico Virgen de la Altagracia, en la avenida Venezuela, donde los encargados de los colegio coincidieron en que, las votaciones se desempeñaron con control y cooperación de los electores.

Varios ciudadanos abordados describieron el proceso electoral como rápido y organizado, el cual no presentó ningún tipo de inconveniente, sobre todo dentro de los recintos.

“El protocolo se ha cumplido. Primero hacemos las filas aquí afuera (del recinto), luego entramos nos verifican y nos entregan las boletas y el marcador previamente desinfectado. Yo vote muy rápido y no tuve que pegarme de nadie”, dijo cristina Santana, quien al momento de hablar con elCaribe estaba saliendo de su lugar de votación.

Similar opinión tuvo Miguel Candelario, quien elogió el proceso y dijo se realizaron con mucha organización. “Yo estoy sorprendido, porque tenía mis dudas de venir a votar, pensé que sería un caos, pero pude votar de forma organizada sin sobresaltos”, sostuvo. No obstante, el ambiente en los alrededores, tales como las escuelas San Vicente de Paúl, Liceo Ramón Emilio Jiménez, y la Escuela Patria Mella, ubicados en esa zona, se apreció ciertas aglomeraciones de personas.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d3
Compartir
Noticia anteriorDerechos de los ciudadanos GLBT fueron ignorados por los partidos políticos
Noticia siguienteDanilo: “A estos procesos se va a ganar y a perder”