Vólquez: “Soy un guerrero y no me rindo”

Edinson Vólquez fue campeón en 2015 con los Reales de Kansas City.
El veterano derecho busca hacer el equipo grande de Texas, donde entiende aún puede aportar a la causa en 2020

Si algo ha hecho Edinson Vólquez durante su paso por el béisbol ha sido imponerse a los obstáculos que se le han presentado.

El serpentinero derecho logró su primer contrato como profesional en 2001con los Vigilantes de Texas, el equipo que en 2018 le dio una oportunidad que se ha extendido al día de hoy.

Vólquez ha pasado por muchas. Desde lesiones, cirugías, tocar fondo, una suspensión, la muerte de su padre en plena Serie Mundial, en fin, un rosario de situaciones que han puesto a prueba su temple y que al día de hoy le motivan para al menos intentar irse por sus propios términos de la pelota.

“Yo soy un guerrero y no me voy a rendir. No me he rendido antes y menos ahora que al menos tengo la oportunidad de seguir peleando”, dijo Edinson en una entrevista en vivo por Instagram.

“Me siento en buenas condiciones y creo que aún puedo ayudar al equipo. También puedo servir de consejero a muchos muchachos jóvenes con talento, pero que no tienen la experiencia”, añadió.

En 2019 solo trabajó en 16 entradas y su promedio de carreras limpias fue de 6.75. Para el criollo, que está en la lista de 60 peloteros de Texas, el margen de error no es tan amplio y lo sabe. “He trabajado fuerte para aportar mi grano de arena. Me siento bien, el cuerpo me ha respondido bien y sé que debo salir a lanzar strikes. No hay de otra”, comentó el veterano de 37 años y quien está en las Mayores desde 2005.

¿Acaso hay un punto en la carrera de Edinson Vólquez que lo hizo reflexionar? “En 2013 pensé que mi carrera se había acabado”, dijo con tono sobrio. “No me fue bien en 2012, estaba peor en 2013 y me vi fuera”, señaló sobre esa campaña en la que compiló foja de 9-12 con un promedio de carreras limpias de 5.71 con San Diego y los Dodgers.

“Pero llego a los Piratas en 2014 (13-7, 3.04) y luego en Kansas en 2015 (13-9, 3.55) ahí todo cambió. En ese 2015 fuimos campeones, con un grupo especial, un equipo que nunca se sentía perdido”, expuso. Fue en esa Serie Mundial de 2015 cuando su padre falleció, hecho del que se enteró tras lanzar seis entradas de tres carreras contra los Mets en el primer partido. “Fue un golpe duro, como nadie se lo imagina, pero al mismo viejo mío le debía volver a competir”, dijo Vólquez, quien aún no se rinde y quiere seguir en la batalla en las Grandes Ligas.

Si algo tenía lejos, era que lanzaría un juego sin hit

El tres de junio de 2017, lo que más lejos Vólquez tenía era que lanzaría un juego sin hit. “Ese día no me sentía con mucho ánimo. Hay unos días que te sientes bien, que todo te funciona, pero ese día hasta me di un golpe fuerte en el mismo primer episodio.

Lancé con dolor el resto del camino. Fue una locura. Yo no pensé que llegaría al sexto, pero las cosas de Dios son así”, manifestó. El derecho, que en ese momento pertenecía a los Marlins de Miami, ponchó a 10 contra Arizona con dos transferencias.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorÁlex y López reciben ayuda en oferta de comprar a los Mets
Noticia siguiente“Dominicaneando”