Boicot de jugadores obliga suspensión de la jornada en la NBA

Compartir
Los jugadores de Milwaukee se negaron a salir de su vestuario antes del partido.

Los Milwaukee Bucks decidieron ayer boicotear el quinto juego contra el Orlando Magic para protestar por el tiroteo policial de Jacob Black en Kenosha, Wisconsin.

“Estamos cansados de los asesinatos y la injusticia”, dijo el base de los Bucks, George Hill, a Marc J. Spears de The Undefeated.
La NBA y la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto anunciaron que a raíz de la decisión de los Bucks de no jugar, los restantes partidos (Rockets de Houston vs. Thunder Oklahoma City y los Lakers de Los Ángeles y Trail Blazer de Portland) también fueron pospuestos.

El quinto juego de cada serie se reprogramará. Milwaukee está a unas 40 millas al norte de Kenosha, la ciudad donde Blake, un hombre negro de 29 años, recibió siete disparos de la policía el domingo, dijo su padre, también llamado Jacob Blake.

Blake recibió un disparo cuando intentaba entrar por la puerta del lado del conductor de su vehículo con tres de sus hijos adentro. El video del tiroteo se distribuyó en las redes sociales. Los Bucks, que estaban programados para jugar contra el Magic en AdventHealth Arena dentro de la burbuja de la NBA en el Walt Disney World Resort a las cuatro de la tarde de ayer, se negaron a salir de su vestuario antes del partido, mientras los oficiales de la liga se aglomeraban fuera del mismo.

Algunos jugadores, incluyendo el centro Brook Lopez, se ejercitaron antes del juego. Pero cuando llegó el momento de que el equipo tomara la cancha alrededor de 15 minutos antes del inicio, como es habitual en un juego de la NBA, solo los jugadores de Orlando, así como los árbitros que trabajan en el juego de ayer, estaban presentes. No hubo actividad en absoluto desde el lado de la cancha de Milwaukee.

Luego, cuando solo quedaban unos minutos en el reloj del partido antes de la hora programada para el inicio, los jugadores del Magic salieron lentamente de la cancha y regresaron a su vestuario, dejando solo a los cuatro árbitros del juego afuera. Finalmente, Monty McCutchen, el vicepresidente de arbitraje y entrenamiento de la NBA, les dijo que también se fueran de la cancha. Poco después, se llevaron las pelotas de juego, al igual que los diversos accesorios en ambos lados, como las placas de identificación para el asiento asignado a cada jugador y los cojines en los que se sientan algunos de ellos. “Basta ya. Queremos un cambio. Estoy cansado”, expresó LeBron James.

Equipos de las Grandes Ligas también se suman

Los Cerveceros de Milwaukee y los Rojos de Cincinnati no disputaron su partido de ayer en el Miller Park. Por igual se sumaron a las protestas de ayer los Marineros de Seattle, quienes se enfrentaban a los Padres de San Diego, y los Dodgers de Los Ángeles, que visitaban a los Gigantes de San Francisco. Estos partidos fueron cancelados ayer y se espera que realicen hoy dobles carteleras, aunque aún no hay información oficial al respeto.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorJosé León: “La llamada me cogió de sorpresa”
Noticia siguienteDjokovic eliminó a Struff y avanzó en Cincinnati