Pabellón de racquetbol clama por su auxilio

Compartir
Rafael Fernández muestra uno de los pisos con daños por el comején.
Las vigas de metal están deteriordadas y las canchas han sido atacadas por el comején. Hacen un llamado al ministro Camacho

Varias de las vigas metálicas que sirven de soporte del techo del pabellón de racquetbol, ubicado en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, se están deteriorando.

Los pisos de seis de las ocho canchas también se encuentran en un estado deplorable, mientras que en otras áreas, como la puerta de seguridad de la bomba que abastece agua al complejo, ha sido violentada con la finalidad de sustraerle el motor.

Las informaciones fueron ofrecidas por Rafael Fernández, presidente de la Federación Dominicana de Racquetbol, quien hizo un llamado al ministro de Deportes, Francisco Camacho, para que la obra sea reparada prontamente. “No es el grito al cielo, son las lágrimas al piso que se nos están cayendo. Estamos en un estado de emergencia. Antes, este pabellón era una tacita de Limoges por las condiciones en las que se encontraba. Hoy en día es todo lo contrario. El escenario que presenta este pabellón no es el mejor. El recinto está en un estado de emergencia”, dijo Fernández.

El pabellón de racquetbol formó parte del paquete de instalaciones construidas para la celebración de la edición número 14 de los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003.

“Una de las partes críticas que tenemos actualmente son las columnas de metal que agarran el techo, que están todas corroídas. Las columnas solamente están aguantando en un 20 o 25 por cierto con posibilidad de que el techo se caiga. Gracias a Dios que por ahora no hemos tenido ese problema. Hay que recordar también que este pabellón es del 2003 y la tecnología ha variado mucho. Los aíres acondicionados son de esa época.”, relató.

Sostuvo que en los próximos días estarán solicitando una reunión con el ministro Camacho con la finalidad de mostrarle los problemas de deterioro que presenta el pabellón, ubicado en la entrada que da acceso al Centro Olímpico por la avenida Máximo Gómez.

“Estamos seguros de que como el ministro (Camacho) es una persona que ha vivido en carne propia toda esta problemática a través del tiempo, confiamos de que nos podrá dar la mano y ayudarnos para poner el pabellón en condiciones excelentes y así retomar nuestra rutina de celebración de torneos que antes se realizaban en el país. Tenemos siete años que no celebramos un evento por las condiciones del pabellón”, señaló.

Deterioro de una de las vigas.

El comején, problema de no acabar

El pabellón de racquetbol era escenario para la celebración de importantes competencias internacionales correspondientes al ciclo olímpico, así como de su propío ciclo. También sirvió de subsede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de El Salvador 2002 y Cartagena de Indias (Colombia) en 2006.

“El gran problema que tenemos es que el deterioro comenzó con los pisos. Sabemos que en todo el Centro Olímpico, el comején es natural. ¿Cuál es el problema? Hemos hecho todo tipo de fumigación, inclusive encerrando nuestro pabellón con fumigaciones especializadas para tratar de mantener el comején fuera y no ha valido para nada porque todos los pisos son de madera. Ha sido una lucha a muerte para tratar de mantenerlo en buen estado”, dijo Fernández.

De este deporte han salido figuras como Claudine García, quien es la primera y hasta ahora única racquebolista en ser exaltada al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano durante el 51 ceremonial celebrado en 2017.

“La no celebración de importantes torneos internacionales en nuestro pabellón también afecta el turismo por la gran cantidad de extranjeros que vienen a participar y que muchas veces se quedaban hasta por una semana más conociendo el país”, expresó el dirigente deportivo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorPapa dice el norte se ha hecho rico explotando al sur
Noticia siguienteSoto pegó dos cuadrangulares; Marmolejos uno y Valdez triunfó