La muerte de Johnny Ventura conmociona a la República Dominicana

De los 81 años de vida, Johnny Ventura dedicó seis décadas a la música, tiempo en el que estrenó 105 discos.
“El Caballor Mayor” falleció ayer, a los 81 años, en la Clínica Universitaria Unión Médica, de Santiago de los Caballeros

Johnny Ventura falleció extrañando “el calor humano de mi público” (como lo hizo sentir en su última publicación en Instagram). Su gente lo va a extrañar toda la vida, en cualquier lugar que se cante y se baile buen merengue.

“El Caballo Mayor” expiró ayer en la Clínica Universitaria Unión Médica, de Santiago de los Caballeros, donde le practicaron maniobras de resucitación cardiopulmonar avanzada durante 45 minutos.

De acuerdo al informe médico, Ventura fue recibido en el centro de salud a la 2:25 p.m., donde fue ingresado por su chofer, quien declaro que luego de almorzar el artista presentó dolor torácico de inicio súbito, con posterior colapso, por lo cual fue traslado a la emergencia.

En esta clínica fue asistido por la cardióloga Solangel Ureña y el jefe de emergencia e intensivista, Francis Fajardo, quienes de inmediato iniciaron maniobras de resucitación cardiopulmonar avanzada durante 45 minutos, tiempo en el cual nunca obtuvo respuesta.

El deceso se produjo a las 3:45 de la tarde, considerándose como causa de muerte los siguientes diagnósticos: 1. Muerte Súbita 2. Probable infarto del miocardio 3. Cardiopatía hipertensiva 4. Cardiopatía isquémica.

Lamentablemente, Johnny no pudo recuperarse como lo logró el pasado año cuando permaneció ingresado por tres días, después de dar positivo al covid-19, enfermedad de la que se recuperó satisfactoriamente.

Brillante carrera musical

Solo la muerte pudo sacar de los escenarios a “el único negro que bota miel por los poros”, como decían sus seguidores por la canción “Amoríos”. Hasta sus últimos días de vida creyó que “te puedes retirar del trabajo de la música, pero de la música en sí no te puedes retirar, porque es algo que reside en ti”. En su caso, confesó el pasado viernes a elCaribe y CDN, que “cuando subo a la tarima la gente puede ver cómo me transformo; no tengo que hacer ningún esfuerzo para hacer lo que yo hago, es la música que me suple eso, y hay un ingrediente particular que lo completa, que es cómo me recibe el público”.

De los 81 años de vida, Johnny dedicó seis décadas a la música, tiempo en el que estrenó 105 discos. Comenzó a presentarse a los 16 años en programas radiales de aficionados antes de integrar la Orquesta San José, del maestro Papá Molina (1963), donde adquirió la sabiduría necesaria para crear la agrupación que definió su futuro y éxito en la industria discográfica: El Combo Show, orquesta a la que pertenecieron grandes talentos dominicanos, incluyendo a Luisito Martí, Fausto Rey y Anthony Ríos.

Precisamente, el 10 de noviembre de 2019 celebró “Los 60 años de Johnny Ventura” en el Coliseo José Miguel Agrelot de Puerto Rico.

Entre las canciones indispensables de su repertorio se destacan “Caña brava”, “La agarradera”, “Cuidado con el cuabero”, “La resbalosa”, “Dilema”, “Triángulo”, “Trampolín”, “Rebeca”, “Lo que te gusta”, “¿Pitaste?”, “Patacón pisao”, “Capullo y sorullo”, “Domilanchan” y “Merenguero hasta la tambora”, entre muchos más que le valieron para ganar innumerables reconocimientos, entre ellos el Premio Grammy Latino al Mejor álbum merengue/bachata (2004) y a la Excelencia Musical (2006), otorgados por la Academia Latina de la Grabación.

También logró éxito en la política

Cuando Johnny Ventura empezó a participar en política quería una mejor nación. “Veníamos de la dictadura de Trujillo en búsqueda de libertades con un mentor como José Francisco Peña Gómez al lado, que venía conmigo de la escuela de locutores”, contó a elCaribe y a CDN37 en la última entrevista que ofreció a un medio de comunicación.

Relató que tres años después que salieron de la escuela en el Conde, justamente un sábado 14 de abril de 1962, a las 11 de la mañana, le dio un abrazo al inolvidable líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), y que Peña Gómez le preguntó de inmediato: ¿cuándo se inscribía en el partido. “Le dije: -cuando tú quieras-. Entonces, cogimos el Conde caminando un par de cuadras y me inscribí”, recordó. A partir de ahí no fue un simpatizante del PRD, sino un miembro activo de esa organización. Mucha gente no sintió esa militancia hasta que fue propuesto como diputado.

Su militancia en el PRD duró 45 años, tiempo en el que fue diputado en la década de los años noventa y síndico de Santo Domingo en el período 1998-2002.

En 2008 la vida política de Ventura dio un giro de 180 grados cuando anunció su apoyo rotundo a la reelección presidencial de Leonel Fernández por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

En el 2020 volvió al terreno electoral con una candidatura a la alcaldía del Distrito Nacional, por el partido Fuerza del Pueblo, convencido por su líder. “La Fuerza del Pueblo tuvo que trabajar duro para que yo me vistiera de candidato, porque después que salí del Ayuntamiento del Distrito Nacional entendí que mi paso por la alcaldía y por lo municipal se había quedado ya”, afirmó Ventura.

En la reciente conversación con este diario, “El Caballo Mayor” expresó que “justamente, hoy en día, lo que trato es de aportar a la nación”. Y esto lo hacía convencido de que “Leonel es el mejor preparado para conducir una nación en crisis como la que hemos tenido en estos tiempos, y sus condiciones me parecen incalculables para una nación como la nuestra, y que los mejores aportes los podría tener él”.

En ese día a día se encontraba. A parte de seguir haciendo música para aportarle al merengue, también estaba trabajando en la Fuerza del Pueblo con esa idea. “Si tú me dijeras si me veo en algún cargo, en ninguno. Mi sueño no es ser alcalde, mi sueño no es ser diputado, mi sueño no es ser ministro, mi sueño es lograr transformaciones reales, y justamente estamos trabajando en la nueva ola de transformaciones”, puntualizó.

Un artista que lo dio todo por su familia

Johnny Ventura nació el 8 de marzo de 1940 en el sector San Carlos. Vivió en Villa Consuelo, ensanche La Fe y Villa Juana. También, como su padre era militar residió en Moca, La Vega y Monte Cristi. “Todos los momentos de mi vida durante mi infancia y mi adolescencia fueron difíciles”, contaría Ventura a elCaribe, en una entrevista “10 momentos” (26 diciembre, 2012).

Decía que esa vida con muchas estrecheces y limitaciones “nos sirvió para crecer más como seres humanos. Mi mamá (Virginia Soriano) no nos quiso poner un padrastro a sus hijos”. La familia jugó un papel fundamental en la vida de Johnny. Afirmaba que la formación familiar que heredó de su madre lo preparó para los desafíos de la fama. El pasado año celebró sus 50 años de casado con Nelly Josefina Flores (Fifa), con quien procreó tres de sus siete hijos: Juan De Dios (Jandy), Juan José y Ana Yahaira. “Fifa ha sido determinante en mi vida. Encontrar a una persona con sus cualidades, con sus condiciones de ser humano y de mujer es lo que me ha dado la estabilidad que esta familia exhibe hoy en día”, decía Ventura.

Hace pocos días se le vio muy contento después de regresar desde Estados Unidos, donde fue a conocer a su cuarto bisnieto.

Jandy: “Mi papá murió trabajando”

“Mi papá murió trabajando, estaba en una reunión de trabajo y luego de ahí iba a grabar en un proyecto con Jochy Sánchez sobre el Yaque del Norte”, dijo Jandy Ventura sin poder contener las lágrimas por el dolor que le ha causado la muerte de su progenitor.

Expresó que la familia Ventura tiene la frente en alto y que se siente orgullosa de todo el legado que ha dejado Johnny. “Y decirle a República Dominicana y al mundo que perdieron al más grande exponente de la música dominicana”, expresó entre llantos Jandy, para luego de agradecer el esfuerzo médico. “Dios decidió que faltaba música allá arriba y por eso se lo llevó”, agregó.

Deja pendientes un disco y tres libros

Hasta la hora de su muerte, Ventura seguía trabajando incansablemente por el merengue. En una entrevista reciente con elCaribe y CDN informó que estaba dándole los toques finales a su próximo disco que había sido pausado por la pandemia.
De los temas que tenía listos, ya había dado a conocer “Me cayó del cielo”, una fusión de merengue con varios ritmos caribeños y afro antillanos, bajo la producción del afamado Emilio Estefan. Reveló que estaba trabajando arduamente en este álbum y que le llenaba de satisfacción, porque en el mismo estaban fusionando muchas cosas.

“Una de las cosas que me propongo recordarle a la gente es que yo he sido un fusionista permanente. Lo que he sabido, es diferenciar cuando hago una música limpia, digamos merengue puro, y cuando fusiono. Cuando fusiono no le llamo normalmente merengue, porque sé que estoy alterando la base rítmica, la cadencia rítmica, que es lo que le da nombre al género musical”, aclaró el fallecido ganador del Premio Grammy Latino al Mejor álbum merengue/bachata (2004) y a la Excelencia Musical (2006).

“El Caballo Mayor”, también reveló que se encontraba en medio de negociaciones con el gigante del streaming Netflix, para la transmisión de una serie documental basada en su vida musical y política. Esta producción se basaría en varios libros que el artista estaba escribiendo, entre ellos El merengue visto por mí, que iba a poner a circular en los próximos días.

El segundo que tenía pendiente se titula Cabalgando en la política, con el propósito de que la gente sepa el por qué participó en la política activa de su país. El 18 de junio de 2010 puso en circulación una reedición del libro de su autoría Un poco de mí.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.