Los Gigantes se sacuden ante las Estrellas y empatan la final

Henry Urrutia igualó el partido en la tercera con un doble de dos carreras.

SAN FRANCISCO DE MACORÍS. Tyler Alexander se reencontró. Henry Urrutia siguió limpiando bases. De su lado, Marcell Ozuna se sacudió de una manera que puso a vibrar el Julián Javier. Los Potros del Jaya están de regreso.

Alexander laboró seis entradas de dos carreras, Urrutia pegó doble que trajo dos carreras y Ozuna sacudió un palo descomunal para guiar la victoria 6-3 de los Gigantes del Cibao sobre las Estrellas Orientales y así empatar la serie final otoño-invernal a un partido por bando.

El tercer partido se celebrará esta noche en el Estadio Tetelo Vargas de San Pedro de Macorís a las 7:30 pm. Por los Gigantes subirá al montículo Elián Leyva, mientras que por la tropa verde lo hará Yunesky Maya.

Las Estrellas tomaron el comando 2-0 en el tercer episodio aprovechando el descontrol de Alexander, quien en la entrada anterior había llenado las bases.

El zurdo que inició por los dueños de casa parecía derrumbarse tras tres transferencias y par de imparables después de dos outs. Jeremy Peña le pegó un inatrapable en el cuadro para remolcar la segunda de los Orientales y eso fue lo último que cedió.

En el cierre del tercero, también después de dos outs, llegó el palo de Urrutia, una línea por todo el jardín central que llevó a la goma Webster Rivas y a José Sirí con las vueltas de igualar el marcador (2-2).

Luego Ozuna, con Urrutia y Kelvin Gutiérrez, quien había negociado base por bolas, en circulación empalmó un cuadrangular que se perdió detrás de las verjas del bosque izquierdo y a la vez despertó una alegría colectiva en un parque tintado de banderas y atuendos color vino.

Todo el daño de los vencedores fue ante el abridor y derrotado mexicano Wilmer Ríos (0-1).

Alexander (1-0), por su parte, se fue del partido retirando a 10 en línea, demostrando el por qué ha sido el mejor lanzador de los Gigantes en la justa.

El relevo de los dirigidos por Luis “Pipe” Urueta se encargó del resto. Yamaico Navarro pegó un jonrón en el octavo ante Jake Sánchez, pero los Gigantes volvieron a poner el partido de tres anotaciones en la parte baja de ese mismo acto cuando José Sirí negoció base por bolas ante Wirfin Obispo, se robó la segunda y en error en tiro del receptor llegó a tercera desde donde anotó con imparable de Hanser Alberto al prado izquierdo con el cuadro adentro.

Juan Minaya trabajó el noveno sin inconvenientes para el rescate, su primero. La final promete. Ahora es al mejor de cinco. Sigan la sintonía.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.